Jueves 08/12/2016. Actualizado 18:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Agentes de la Comisaría General de Información esperan la normalización de la “dictadura del silencio” de Telesforo: disqueteras bloqueadas; PC´s cegados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La política de seguridad se ha desarrollado siguiendo una directiva del Centro Nacional de Inteligencia sobre comunicaciones cifradas. Con la llegada del comisario Miguel Valverde muchos esperan la vuelta al sentido común.

Ya se ha informado en estas páginas sobre cómo ha sentado entre los agentes de la Comisaría General de Información la llegada de su nuevo jefe, Miguel Valverde. Su forma de trabajar parece que se va a manifestar también en una mayor flexibilidad en las normas de seguridad –absurdas en muchos casos, explican desde la sede- impuestas por su antecesor, el comisario Telesforo Rubio.   Hasta tal punto se instauró “una dictadura del silencio”, según informan a El Confidencial Digital, que se dificultaba en muchas ocasiones el trabajo de los agentes. Algunos ejemplos prácticos:   -- El uso del fax estaba restringido en algunas unidades.   -- Se dio orden de bloquear las disqueteras de los ordenadores: no se podían descargar ni grabar documento alguno en disquettes.   -- Los terminales de los ordenadores estaban “cegados”, sin posibilidad de acceder a puertos desde el exterior.   -- Los lectores de CD´s también quedaron invalidados.   Ahora se espera con mucho interés que algunas de esas situaciones cambien. Lo harán a medida que vayan surgiendo nuevas necesidades, aseguran los agentes. Funcionarios policiales explican a ECD que de esta forma ya no habría que utilizar el correo electrónico particular, el de casa, para enviarse información a uno mismo porque determinados ordenadores no tienen salida al exterior o la disquetera está clausurada. Sería más lógico que la información policial delicada no tuviera que ir circulando por la red como ocurre en estos momentos.   Desde la Comisaría General de Información se justificaban estas medidas, ridículas para los propios policías, diciendo que se trataba de aplicar una “directiva” de seguridad recomendada por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para los servicios de información.