Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ainhoa Ozaeta y Jon Salaberria eran apodados ‘la académica’ de ETA y ‘el cagón’ de Batasuna: ella tenía la palabra y él fue reprendido varias veces por Otegi

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La policía francesa, en colaboración con agentes de la Guardia Civil, detuvo hace una semana en Burdeos a la cúpula de ETA. Dos de los arrestados son Ainhoa Ozaeta y el ex parlamentario de Batasuna, Jon Salaberría. Ella era ‘la académica’ y él, ‘el cagón’.

Fuentes de los servicios de Información de la Guardia Civil a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital explican que la ex concejala de Andoain era “la encargada de la palabra en ETA”. Ozaeta tenía la misión de dar los giros al lenguaje y a los verbos y de buscar el doble sentido a las afirmaciones y comentarios públicos de la banda terrorista.

Ella tenía la palabra en ETA y la administraba: dirigía la oficina política. Las Fuerzas de Seguridad tienen la seguridad de que Ainhoa Ozaeta era la máxima responsable de elaborar los diferentes comunicados que ETA difundía en el diario Gara y de redactar las publicaciones de la banda: era quien controlaba los ‘zutabes’.

Las fuentes consultas añaden que Ozaeta se encargaba de dar las instrucciones y consignas que los dirigentes de la izquierda ‘abertzale’ debían pronunciar y asumir en sus comparencias. Incluso, ella fue quien, ocultada bajo una capucha, puso voz al anuncio de tregua.

Por su parte, Jon Salaberría es considerado por los servicios de Información como ‘el cagón’ de Batasuna. Durante su etapa en el parlamento vasco, su jefe, Arnaldo Otegi, tuvo que reprenderle en varias ocasiones por sus conocidas ‘espantadas’.

Salaberría, añaden, solía desaparecer de la escena pública cuando las fuerzas policiales o la Audiencia Nacional iniciaban trámites en contra de Batasuna. El ex portavoz de Batasuna ahora en prisión tuvo que echarle en cara que él era la cara visible del mundo ‘abertzale’ y que en los momentos de crisis era cuando tenía que salir a escena a “dar la cara”.

A pesar de ello, Salaberría solía atravesar la frontera francesa con asiduidad, explican fuentes de la lucha antiterrorista. Cuando la Audiencia Nacional ordenó la ilegalización de Batasuna, Jon Salaberría huyó definitivamente de España.

·Publicidad·
·Publicidad·