Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Alberto Ruiz Gallardón no consultó su órdago, Rajoy se molestó con él y Esperanza Aguirre luchará para que no se convierta en el “número dos” del Partido Popular

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La intervención de Alberto Ruiz Gallardón en el foro ABC, postulándose para ir junto con Mariano Rajoy en las lista al Congreso por Madrid, cogió con el paso cambiado al presidente del PP, que no había sido advertido de lo que iba a hacer.

Las palabras del alcalde de Madrid y su propuesta de ser candidato a diputado, lo que obligaría a convertirle en el “número dos” de la lista, detrás de Rajoy y por tanto señalarle como “delfín”, no fueron consultadas previamente por Ruiz Gallardón, según fuentes próximas a la dirección del PP a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

La salida de Gallardón ha provocado el sordo enfado del presidente popular, entre otras cosas porque en este momento no “tocaba” hablar de ese tema. La consecuencia ha sido que ha sacado demasiado pronto de la agenda informativa el asunto que el PP quería vender estos días, es decir, la victoria conseguida en las elecciones municipales. Algo que ha quedado desplazado de las portadas.

Ese malestar de fondo explica la intervención de ayer de Mariano Rajoy, que frenó al alcalde afirmando que hay “otros números dos” en el partido, y que las prisas no son buenas consejeras. Incluso dijo eso de que hay “muchos alumnos aventajados que luego no saben escoger carrera”.

Fuentes del PP consultadas por ECD destacan que las palabras de Gallardón sobre su deseo de formar parte de las listas al Congreso no son lo más relevante, porque es algo que ya había dicho en ocasiones anteriores, sino el momento elegido, y sobre todo la afirmación de que él “siempre” ha conseguido las metas que se ha propuesto. Una frase que se considera hasta desafiante, en círculos ‘populares’ que no ven con buenos ojos al alcalde madrileño.

Dentro del Partido Popular se asegura que Esperanza Aguirre no se va a quedar quieta ante la ofensiva de su compañero. Se atribuye a la presidenta autonómica la voluntad de impedir que Gallardón se convierta en el “número dos” del PP, si bien hacia fuera mantendrá una versión distinta. Así, ayer, Aguirre negó que el alcalde se hubiera “precipitado” con su intervención en el foro ABC.

Por cierto que el discurso que realmente leyó Gallardón hubo algún cambio de última hora, de cierta significación. En el texto inicial suministrado a la prensa, hablaba del movimiento político de centro “que he impulsado” en Madrid y en toda España. Es decir, se adjudicaba el protagonismo de la ofensiva, también a nivel nacional. Lo corrigió, y finalmente habló de ese movimiento de centro “impulsado por Rajoy”.