Jueves 29/09/2016. Actualizado 13:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Alternativa Española, nuevo partido a la derecha del PP, niega apoyos del PSOE y confirma contactos con políticos en activo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las primeras críticas han llegado antes incluso de su presentación oficial. Alternativa Española, un nuevo partido que nace oficialmente el próximo 23 de octubre, niega cualquier vinculación con el PSOE, ultima el diseño de su estructura en toda España y confirma contactos con artistas, empresarios y políticos de otras agrupaciones.

Las primeras críticas han llegado antes incluso de su presentación oficial. Alternativa Española, un nuevo partido que nace oficialmente el próximo 23 de octubre, niega cualquier vinculación con el PSOE, ultima el diseño de su estructura en toda España y confirma contactos con artistas, empresarios y políticos de otras agrupaciones.

 

Como ya informara este confidencial la pasada semana, AE está causando no poca preocupación en la sede del Partido Popular en la calle Génova. De hecho, algún militante popular habría entrevisto una mano socialista tras el proyecto, en un empeño por dividir al electorado de centro derecha español.

 

Fuentes de la nueva formación han negado a ECD cualquier contacto con el PSOE, ni con grupos mediáticos afines al partido en el Gobierno. “No vemos ético recurrir a ellos para que nos ayuden y perjudicar así al PP –sostienen-, pues antes que nada discrepamos de la política de Rodríguez Zapatero”.

 

Según explican sus mentores, AE se viene gestando desde hace año y medio y surge de la inquietud de varios profesionales disconformes con los modos de hacer del Partido Popular durante su etapa de gobierno, inoperante –afirman- en determinados capítulos.

 

Desde la nueva formación se reconoce el compromiso cristiano de sus promotores pero rechazan cualquier relación con una corriente democristiana. “El referente demócrata cristiano –indican- está en el PP. Nosotros no somos democristianos, ni pretendemos ser el brazo de la Iglesia en la política, no somos un partido clerical”.

 

Y como para subrayar esta idea, destacan: “Sí sostenemos, en cambio, que el fin del Estado ha de ser perseguir el bien común y ese bien común no es simplemente la bonanza económica, como se han creído los señores del PP. Es ante todo de naturaleza moral; de ahí se derivará luego una situación económica que satisfaga las necesidades fundamentales de la gente. Pero lo primero es cuidar la salud moral del país de la que el PP parece haberse desentendido”.

 

Desde AE se rechaza también cualquier comparación con el partido “Familia y Vida”. “Les respetamos –señala un integrante- pero nosotros intentamos dar respuesta a todas las cuestiones que tienen que ver con los ciudadanos de este país, no sólo las relacionadas con las políticas familiares o de apoyo a la vida”. A modo de ejemplo, se cita “el desmantelamiento del tejido industrial de este país a manos del PP, como fruto de un deficiente tratamiento del sector productivo, que se visualiza en las políticas agrarias o pesqueras promovidas desde el Gobierno”.

 

AE también tiene que decir en temas como la unidad de España, el problema del separatismo en determinadas regiones y “la necesidad de aplicar –declaran- ciertos artículos de la Constitución frente a este desbocamiento que existe de los nacionalismos vasco y catalán. Afrontamos toda la problemática nacional”.

 

Dirigentes de Alternativa Española buscan adhesiones en estos momentos entre intelectuales, artistas, empresarios, y hasta personajes políticos de otras agrupaciones. Se discuten puntos de convergencia y posibles sinergias que permitan emprender acciones en común contra determinadas políticas gubernativas.

 

Ya están afiliados a la nueva formación, confirman desde AE, empresarios de cierto relieve, industriales de primera línea, abogados, notarios, directores de banca o ganaderos. La implantación por toda la geografía nacional sigue su curso. En estos momentos, sólo Extremadura y León no cuentan todavía con estructura.