Martes 27/09/2016. Actualizado 12:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Altos dirigentes del PNV manifiestan en privado su convicción de que el polémico Plan Ibarretxe no saldrá adelante

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algunos dirigentes del Partido Nacionalista Vasco, en conversaciones privadas, dejan ver su opinión de que el Plan Ibarretxe al final no será aprobado, y lo paradójico es que lo manifiestan sin hacer de ello ninguna tragedia, e incluso dando la sensación de que piensan que eso sería lo mejor.

Algunos dirigentes del Partido Nacionalista Vasco, en conversaciones privadas, dejan ver su opinión de que el Plan Ibarretxe al final no será aprobado, y lo paradójico es que lo manifiestan sin hacer de ello ninguna tragedia, e incluso dando la sensación de que piensan que eso sería lo mejor. Tan sorprendentes comentarios, escuchados en estos días, tienen que ver con la esquizofrenia que vive desde hace años el PNV, donde existen muchos nacionalistas “con la boca pequeña”, es decir, que en realidad no tienen ningún deseo de separarse realmente de España, frente a otro sector mucho más radicalizado y dispuesto a pagar cualquier sacrificio por conseguir la meta de la independencia. La primera opinión es muy raro escucharla en público, y menos aún en reuniones internas. Cuando los citados interlocutores se les plantea la incongruencia que puede existir entre esa convicción (de que el Plan Ibarretxe no conseguirá salir adelante) y la realidad de que el Gobierno Vasco sigue con los trámites legales para la aprobación, como se ve en el Pleno del día 30 de diciembre y en las visitas a Madrid de Ibarretxe (el jueves es recibido por Rodríguez Zapatero) y de Atutxa, este último para depositar la propuesta en el Congreso con vistas a su debate, la respuesta es: lo del Plan es “un movimiento de sensibilización”, un paso más para crear opinión y tener movilizados a los vascos.