Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ana Palacio recrimina “en la cara” al Gobierno Zapatero una incorrecta formulación de la pregunta sobre el referéndum

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ex ministra de Exteriores durante el último mandato de José María Aznar, Ana Palacio, continúa dando muestras de su habitual desinhibición. Este lunes no tuvo ningún reparo en echarle públicamente un rapapolvo al secretario de Estado para la Unión Europea, durante un desayuno con políticos, empresarios y periodistas. Motivo: la incorrecta formulación de la pregunta sobre el referéndum del día 20.

La ex ministra de Exteriores durante el último mandato de José María Aznar, Ana Palacio, continúa dando muestras de su habitual desinhibición. Este lunes no tuvo ningún reparo en echarle públicamente un rapapolvo al secretario de Estado para la Unión Europea, durante un desayuno con políticos, empresarios y periodistas. Motivo: la incorrecta formulación de la pregunta sobre el referéndum del día 20. Con ocasión del encuentro de Nueva Economía Forum, Ana Palacio manifestó este lunes en Madrid que no se debía haber impuesto a los españoles “la carga” de aprobar un tratado constitucional para Europa, como se deriva de la pregunta que formula el Gobierno en la cita de final de mes: “aprueba usted el tratado…”. Lo correcto para la ex ministra debiera haber sido demandar al ciudadano si está dispuesto a dar su consentimiento para que “España ratifique la Carta Magna”. De este modo, añadió Palacio, se hubiera liberado a los ciudadanos de mucha responsabilidad, pues muy pocos han leído el texto o dominan su contenido. El secretario de Estado para la Unión Europea, Alberto Navarro, escuchó impertérrito la reprensión. No obstante, Ana Palacio se declaró favorable al “sí” en el referéndum, haciendo mención expresa a la importancia de que los votantes no conviertan esa cita en un plebiscito al Gobierno socialista ni en una oportunidad de manifestar el rechazo al Ejecutivo de Zapatero. Hay mucho en juego, explicó la política “popular”, como podría ser quedarse fuera de los países que lideran la Unión. Además, Palacio negó que la futura Constitución Europea pueda dar cabida al Plan Ibarretxe, recomendando una lectura atenta del texto a los que sostienen lo contrario, en clara alusión a los dirigentes del Partido Nacionalista Vasco. Además, Ana Palacio se pronunció sobre diversas cuestiones de actualidad internacional: --Visita de Chaves a Cuba y política del PSOE frente a Castro: Me parece un “desatino”. Parafraseando a Havel, que sabe lo que es apoyar procesos de democratización, diré que es la consolidación del apartheid de los disidentes del régimen castrista. Hay viajes más útiles para España y Andalucía. --Submarino nuclear en Gibraltar: Discrepo y critico las últimas decisiones del Gobierno Zapatero respecto a Gibraltar. Las concesiones no sirven nunca. Hay que negociar y llegar a acuerdos razonables. No conozco cómo se ha gestado el atraque de este submarino y no sé si ha producido un abuso. Pero sí conocí la denigración que padeció el Gobierno Aznar cuando llegó el Tyreless claramente dañado. No voy a demonizar como ellos hicieron. --Relaciones España-Marruecos: Marruecos es importante para España y la Unión Europea pero eso no quiere decir que haya que suscribir cualquier posición que ellos adopten. No me pareció razonable el comentario del Rey de Marruecos a Aznar, porque fue un ataque al Gobierno de España. Pero lo más grave de todo ha sido no salir al paso del comentario subyacente que había en aquellas palabras pues el Rey volvió a manifestar que Marruecos tenía posesión del Islote de Perejil desde el año 59. Y eso no es lo que dicen los archivos españoles. --Sahara Occidental: Este Gobierno, que se llena la boca hablando de multilateralismo y Naciones Unidas, se olvida de que el Plan Baker no es de los Estados Unidos sino de la ONU, que fue respaldado por 15 Estados, incluida Francia. Y eso fue mérito del Gobierno español. --Relación Bush-Zapatero: El Gobierno español debe comprender que determinadas agresiones gratuitas a la Administración Bush no se pueden cometer sin recibir una respuesta. Los Estados Unidos entienden perfectamente lo que son las políticas de partido, y entendían la decisión de Zapatero de optar por la retirada de las tropas de Irak, como eslogan electoral, si no había respaldo de la ONU. Pero la forma en que se hizo esa retirada, las incitaciones a otras fuerzas para que siguieran sus pasos, las agresiones y desplantes posteriores… tienen sus consecuencias, claro.