Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La perspicacia de Anasagasti al escuchar a Felipe González opinar sobre el ‘fuego amigo’ entre Prisa y Zapatero: “aquí hay cabreo”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Iñaki Anasagasti, acudió al ‘funeral cívico’ en honor al presidente de Prisa, Jesús de Polanco, celebrado la pasada semana en Madrid. Allí, el senador del PNV se percató –dice- de un enfado entre Zapatero y el grupo tras el “fuego amigo” del que habló el ex presidente Felipe González.

Felipe González tomaba la palabra en el ‘funeral cívico’ en honor a Jesús de Polanco que tuvo lugar en el madrileño Círculo de Bellas Artes la pasada semana. Tal y como describe Iñaki Anasagasti –invitado a dicho acto- el ex presidente habló “con contundencia” del “fuego amigo” y de los “daños colaterales” entre el actual jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el grupo Prisa.

“¡Humm!, nos dijimos” –dice Anasagasti en referencia a los allí presentes-, “aquí hay cabreo con Zapatero”, argumenta en referencia a esas palabras de González. El líder de la formación nacionalista atribuye parte de este enfado del ex presidente González con Zapatero a la salida del nuevo diario Público.

El acto en sí, describe Anasagasti en su crónica, duró más de dos horas y fue, recuerda, “en el mismo lugar en el que sólo meses antes habíamos acudido a la entrega por parte del mismo Polanco de los premios Ortega y Gasset, acto en el que tras las distinciones, en el atrio te daban unos canapés buenísimos”.

El ‘funeral cívico’ fue presentado por el periodista Iñaki Gabilondo que, al final del mismo, reivindicó los buenos modales. También intervinieron el filósofo Emilio Lledó, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, el consejero delegado del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, Ignacio Polanco y una nieta del fallecido empresario. Ella fue, relata, “quién estuvo más espontánea y mejor”.

Llama la atención cómo describe Inasagasti el momento en que Felipe González dijo, enfático, que jamás había llamado a Polanco para pedirle algo: “nos miramos y le miramos a Rubalcaba que, en primera fila, asentía, el muy cívico, con la cabeza”.