Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Iñaki Anasagasti propone crear un Instituto Cervantes vasco porque ni el Príncipe Felipe hace caso en sus discursos al euskera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El senador Iñaki Anasagasti ha propuesto la formación de un Instituto Cervantes ‘paralelo’, que promueva las lenguas cooficiales de nuestro país: el euskera, el catalán y el gallego. Asegura que ni el Príncipe Felipe cuando inaugura centros por todo el mundo alude a estas lenguas que, por obligación constitucional, debería fomentar.

Iñaki Anasagasti propone la constitución de un Instituto Cervantes propio para el euskera, catalán y gallego. Así lo argumenta en su bitácora digital el senador del PNV.

Según Anasagasti, la Constitución Española recoge que el vasco, el catalán y el gallego son lenguas cooficiales. En cambio, afirma, “lógicamente todo se lo lleva el castellano por lo que, ante estas evidencias, urge salir de un Instituto Cervantes hecho como un traje a medida del español sin que sus responsables tengan el menor interés en serio de que las lenguas cooficiales tengan un trato adecuado”.

Denuncia que ni el Príncipe Felipe de Borbón aluda a estas lenguas en los discursos que pronuncia en la inauguración de centros del Instituto Cervantes por todo el mundo. Tampoco los directores de estas instituciones hacen referencia alguna a estas lenguas, aunque por obligación constitucional, dice Anasagasti, deberían hacerlo.

Esta propuesta de Anasagasti surge de una comparecencia en el Senado del director del Instituto Cervantes en la que dio anunció la presencia de un profesor de euskera para atender las demandas que llegan al centro sobre su aprendizaje.

Tras una pregunta parlamentaria acerca de este tema y la respuesta del Gobierno (que viene recogida en el blog de Anasagasti), el senador ha llegado a la conclusión de que es necesario dar vida a un organismo nuevo que fomente el vasco, catalán y gallego. Si no, “serán meras guindas, meros adornos que no reciben el trato que su cooficialidad merece”, remata el senador.