Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Angela Merkel llamó preocupada a Mariano Rajoy para preguntarle si recibía a Artur Mas en Berlín

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Angela Merkel llamó, preocupada, a Mariano Rajoy. El motivo: la petición de Artur Mas de celebrar un encuentro con ella en Berlín. La canciller consultó con el jefe del Ejecutivo la conveniencia de esa reunión, en plena guerra de la Generalitat con el Gobierno central a cuenta de la independencia de Cataluña.

Tal y cómo se contó en estas páginas, Angela Merkel se negó a recibir a Artur Mas en Berlín hace unas semanas.

La Generalitat de Cataluña se había puesto en contacto con el gabinete de la canciller alemana para cerrar un encuentro entre ambos líderes. El objetivo del presidente catalán era ‘venderle’ su proyecto independentista.

Pues bien. Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes del Gobierno, la llamada de Artur Mas a Angela Merkel sobresaltó a la canciller. Y solicitó a su equipo de máxima confianza una comunicación directa y urgente con el propio Mariano Rajoy.

Ambos ya habían intercambiado impresiones sobre Cataluña en el encuentro que mantuvieron en septiembre en el Palacio de la Moncloa. Pero Merkel quería ir más allá.

¿Artur Mas va en serio?

Según fuentes conocedoras de la conversación, Merkel preguntó a Rajoy, en primer lugar, si era conveniente o no dar audiencia al presidente de la Generalitat en la capital alemana, en plena disputa entre Barcelona y Madrid por la independencia de Cataluña.

Pero no fue la única inquietud que la canciller transmitió a Rajoy. Quiso saber, en palabras del propio presidente del Gobierno, si los planes de Artur Mas en relación a la independencia iban en serio, o simplemente todo quedaba en un órdago de Cataluña al Estado.

Rajoy tranquilizó a Merkel

Las fuentes consultadas explican que el presidente tranquilizó de inmediato a Angela Merkel. Le vino a decir que la situación estaba controlada. Que los planes de Mas se quedan en meras aspiraciones, que no van a ningún sitio y no tienen ninguna base legal.

Rajoy le quitó su preocupación con un argumento claro. Explicó a la canciller que la manera de presionar por parte de Artur Mas era airear el conflicto en todos los organismos internacionales con el fin de recabar apoyos y, por tanto, también se quería ganar el respaldo de una de las mujeres más influyentes de Europa.

El presidente también quedó preocupado

A Rajoy, comentan en su entorno a ECD, le preocupó especialmente que Merkel se pudiese haber quedado con una impresión de desconcierto sobre España. Fue la sensación que le quedó tras su charla con ella.

Concretamente, le inquietaba que le hubiese parecido que el Gobierno no está centrado en los deberes impuestos desde Europa, en concreto, en los ajustes necesarios para corregir la desviación del déficit.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·