Jueves 08/12/2016. Actualizado 18:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La llegada de José Antonio Alonso al Ministerio de Defensa retrasa la salida de la Ley de Carrera Militar que impulsó Bono

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cambio de cartera en Defensa ha provocado que la Ley de Carrera Militar, que se esperaba para antes del verano, sufra un retraso. El actual equipo ministerial, explican, debe “hacer suyo el proyecto” que impulsó José Bono antes de su marcha.

Según se publicó en estas mismas páginas, los planes iniciales de Defensa contemplaban que el texto de la mencionada Ley de Carrera Militar –la norma que reformará la Ley 17/1999 de Régimen de Personal de las Fuerzas Armadas- estuviera definido en estas fechas y fuera enviado ahora al Consejo de Ministros. El relevo de Bono por José Antonio Alonso hacía prever un retraso al mes de junio pero no más tarde.   Sin embargo, según las informaciones recogidas por El Confidencial Digital, el propio Ministerio de Defensa está advirtiendo estos días que la citada ley “no estará para antes del verano”.   Fuentes ministeriales aseguran que el motivo de este reenvío se debe precisamente a la llegada del nuevo equipo a este departamento. Los hombres de Alonso deben realizar “una tarea de reflexión interna” como primera medida, se explica. De hecho, apuntan las mismas fuentes, las personas de confianza del ministro trabajan en estos momentos en “comprender” el texto y poder así dar un visto bueno en condiciones.   Mientras todo esto sucede, siguen alzándose voces que denuncian el escaso debate que se está promoviendo oficialmente en torno a la Ley. Se trata, argumentan algunos colectivos, de “una norma de gran envergadura” que Defensa no debería sacar “en solitario”.   El parecer del Ministerio de Defensa en este sentido está siendo muy claro. La discusión de la nueva normativa debe realizarse exclusivamente en el ámbito “civil, militar y universitario”, señalan.