Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Armada desarrolla un sistema para los submarinos S-80 que les permitirá mantenerse en inmersión más de dos semanas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El diseño de los submarinos actuales les permite ser invisibles al enemigo el mayor tiempo posible. La Armada española quiere que los nuevos submarinos S-80 estén equipados con un sistema anaerobio que les permita permanecer bajo el agua más de dos semanas sin contacto con el exterior.

Los submarinos españoles que no han causado baja todavía no tienen una amplia capacidad para permanecer sumergidos durante largos periodos de tiempo. Este factor resulta de especial importancia para pasar desapercibidos bajo el agua durante las misiones submarinas que se encomienden. El denominado como “Coeficiente de Indiscreción” es uno de los aspectos que en la Armada se ha cuidado especialmente para el diseño de los submarinos de la clase S-80.

Por este motivo, los próximos submarinos españoles contarán con un sistema de propulsión anaerobio -diésel-eléctrico- capaz de mantener la nave en inmersión durante un periodo superior a las dos semanas sin que sea necesario intercambiar materia con el exterior que pueda delatar antes de lo previsto a estas naves.

Se denomina Sistema AIP (Sistema de Propulsión Independiente del Aire, ‘Air Independent Propulsión System’) y está siendo desarrollado por la empresa Hynergreen Technologies, S.A. (Abengoa) en colaboración con diversos departamentos dependientes del Ministerio de Defensa y Navantia. En líneas generales, las pilas de combustible que emplean estos submarinos se alimentan con el hidrógeno obtenido por el bioetanol almacenado en depósitos al efecto. El resultado es corriente eléctrica continua sin procesos de combustión intermedios.

El AIP se está llevando a cabo en tres fases:

-- La primera comenzó en 2002 y terminó en 2004. El objetivo fue desarrollar este sistema para que ofreciera una potencia eléctrica de 10 kW.

-- El prototipo en la segunda fase se llevó a cabo entre los años 2004 y 2006. La potencia que se logró fue de 300 kW.

-- La tercera fase en la que se encuentra actualmente el AIP busca implantar el prototipo de 300 kW en los submarinos S-80. La “navalización” del prototipo, como lo denominan los expertos a este paso, tiene previsto que finalice con el año 2008.

Según el calendario previsto, la entrega de estos submarinos a la Armada comenzará en 2011 y concluirá en 2014.