Política
Aviso a los senadores del PP: el martes, todos en Madrid para aplicar el 155

Un Consejo de Ministros extraordinario el lunes intervendrá la autonomía si Puigdemont convoca un pleno del Parlament que declare la independencia

El Gobierno lo tiene claro: el domingo no habrá referéndum, pero eso no quiere decir que el desafío soberanista haya acabado. Más bien, todo lo contrario. En Moncloa asumen que Puigdemont hará un llamamiento para que el Parlament declare la independencia de Cataluña. Eso provocaría su detención y la de Carme Forcadell. Un escenario para el que el Ejecutivo ya tiene respuesta.

Mariano Rajoy, en el Senado.
Mariano Rajoy, en el Senado.

Así lo aseguran a El Confidencial Digital fuentes gubernamentales, que empiezan a dar por hecho que la Generalitat impulsará la declaración unilateral de independencia a pesar de que el domingo no se lleve a cabo la consulta secesionista. Desde comienzos de semana, Moncloa trabaja en ese escenario, que llevaría a prisión tanto a Carles Puigdemont como a Carme Forcadell.

El president, a diferencia de lo que hizo Lluís Companys hace 83 años, no declarará de forma inmediata la independencia de Cataluña, sino que podría anunciar un pleno extraordinario en el Parlament para que sean los representantes de los ciudadanos -una vez frenado el referéndum- los que aprueben la llamada “declaración unilateral de independencia”.

Ese llamamiento de Puigdemont puede producirse, según la información que maneja el Gobierno, tanto en la noche del domingo como en la mañana del lunes, tras una reunión de urgencia del Govern. En todo caso, avisan del Ejecutivo, la convocatoria de ese pleno en la Cámara autonómica provocaría su detención: “la Fiscalía no puede actuar de otra forma”.

El siguiente paso le correspondería a una Carme Forcadell que, tal y como hizo el pasado 8 de septiembre, cuando se aprobaron las leyes del referéndum y de Transitoriedad Jurídica, convocaría, con el respaldo de los miembros de JxSí en la Mesa, un pleno de urgencia para proclamar la independencia de Cataluña.

La respuesta, en este caso, no se haría esperar: la Fiscalía detendría a la presidenta del Parlament y el Gobierno, tal y como se informó en estas páginas, suspendería el Parlament antes de que se celebrase el pleno extraordinario. Evitando, de esta forma, que la declaración unilateral de independencia quedara aprobada.

Consejo de Ministros extraordinario

Ante esa situación, en la que los presidentes de la Generalitat y del Parlament han sido detenidos, y la Cámara regional bloqueada, Cataluña se encontraría sumida en un vacío de poder -tanto ejecutivo como legislativo- que, según se afirma en Moncloa, “ justificaría la aplicación del artículo 155 de la Constitución”.

Para ello, recuerdan las fuentes consultadas, el Gobierno tiene que reunirse para, a continuación, solicitar al Senado que se pronuncie sobre la posible intervención de Cataluña. Un procedimiento que requerirá la convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinario.

Ese cónclave, aseguran desde Moncloa, está previsto, por si fuera necesario, para el mismo lunes, con el objetivo de que, al día siguiente, el Senado, a través de la Junta de Portavoces, pueda convocar el pleno que se pronunciaría sobre el 155.

Los senadores del PP, avisados

La votación podría producirse, señalan las fuentes consultadas, el propio martes o “el miércoles como muy tarde”. Un dato: en la agenda del Senado para la semana que viene solo están previstas reuniones de algunas comisiones.

Ante esta circunstancia, los senadores del PP ya han sido advertidos de que, a partir del martes, deben estar listos para viajar a Madrid por si tienen que votar ese mismo día por la tarde o en la mañana siguiente.

El Gobierno, en ese sentido, ya conoce quiénes iban a estar de antemano en la capital para participar en las Comisiones y ha empezado a contactar, de forma informal con aquellos que no tenían compromisos en la Cámara en la primera mitad de la semana.

Desde el Grupo Popular en el Senado añaden a ECD que ni la presidencia del Senado ni el portavoz José Manuel Barreiro han enviado un “e-mail o no tificación oficlal” con instrucciones precisas de cara al martes, aunque “ayer se habló mucho sobre ello”.

Las mismas fuentes añaden, además, que de haber petición del Gobierno para aplicar el 155, los senadores “serían movilizados al instante”, sin necesidad de una notificación previa.

Cuentan con el apoyo seguro de Ciudadanos

La aprobación del “sí” a la aplicación del artículo 155 es segura, ya que el PP cuenta en el Senado con mayoría absoluta. No obstante, las fuentes consultadas por ECD aseguran que los populares contarían con el voto afirmativo de Ciudadanos.

El partido de Albert Rivera ya ha confirmado al Gobierno que apoyará cualquier decisión que adopte sobre Cataluña, incluida la intervención de la autonomía. De esta forma, la aplicación del 155 se aprobaría con un mínimo de 161 votos a favor de 266 posibles, a la espera de la decisión del PSOE.

Los socialistas, aseguran desde Moncloa, han mantenido hasta la fecha una “actitud ambigua” sobre su postura acerca de la intervención de Cataluña. No obstante, añaden las mismas fuentes, “como mínimo se abstendrán, si es que no votan a favor”. Pero en ningún caso votarán en contra.

Elecciones en Cataluña

Con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Moncloa pasará a tomar las riendas de la administración y el gobierno de Cataluña. Una situación excepcional, sin precedentes, que acabaría con la convocatoria de elecciones autonómicas para elegir la nueva composición del Parlament y el nuevo ejecutivo de la Generalitat.

El Gobierno, por tanto, asumirá la competencia de convocar esos comicios autonómicos a las pocas semanas de intervenir la región.

 

Outbrain

Etiquetas: Cataluña, PP, Carme Forcadell, Senado, referéndum, articulo 155, Carles Puigdemont, declaración unilateral de independencial