Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los mandos militares advierten que los BMR versión ambulancia similares al vehículo accidentado en Afganistán tienen problemas de estabilidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este jueves, cuatro militares españoles en Afganistán sufrieron un accidente al volcar su blindado BMR. La versión oficial culpa a las malas condiciones de la carretera. Sin embargo, mandos militares reconocen que este tipo de vehículos, en versión ambulancia, presentan problemas de equilibrio.

Dos heridos graves –un alférez con traumatismo craneoencefálico y un capitán con la clavícula partida y dos costillas rotas- y dos leves -un cabo primero y un soldado. Este es el balance del accidente sufrido ayer por un BMR ambulancia en el que viajaban, cerca de Kala-I-Now, en Afganistán.

Un portavoz del Ministerio de Defensa declaró a Europa Press que el vehículo volcó lateralmente por las malas condiciones en que se encontraba la carretera, actualmente en obras. Sin embargo, mandos militares consultados por El Confidencial Digital aseguran que, con otros vehículos, la carretera no habría resultado un problema. “Estos BMR versión ambulancia son peligrosos porque tienen problemas de estabilidad”, reconoce.

El vehículo accidentado –del mismo tipo que el que fue atacado en febrero y donde resultó muerta la soldado Idoia Rodríguez Buján- es un modelo reconstruido para aumentar su espacio interior. Esta versión ambulancia, por tanto, ha sufrido alteraciones importantes que no vinieron de fábrica y que “han afectado todavía más su ya de por si inestable centro de gravedad”, se afirma.

Además, las mismas fuentes recuerdan que hay otro tipo de vehículos desplegados con el contingente español que tampoco están dando muy buenos resultados. Se trata de los construidos por la empresa gallega URO modelo Vamtac S3.

En su origen, estos transportes “no estaban pensados para soportar blindaje extra”, aclaran. El añadido de protección implica que el grupo moto propulsor, la suspensión y la amortiguación “tienden a romperse por el esfuerzo”, con peso extra en un terreno como el de Afganistán. De hecho, recientemente uno de estos vehículos fue abandonado durante un combate por avería mecánica.

·Publicidad·
·Publicidad·