Jueves 21/09/2017. Actualizado 13:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Baltasar Garzón quedó “desolado” cuando le llegó la noticia de que va a sentarse en el banquillo: no se lo creía. Y encima las televisiones se olvidaron de Gürtel y del PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Baltasar Garzón está “desolado”. Es lo que comentan personas de la Audiencia Nacional tras la noticia del auto del Tribunal Supremo que llevará al juez a sentarse en el banquillo. La puesta en marcha de la fase de juicio oral supone, además, que debe cesar en el juzgado.

Fuentes cercanas a la Audiencia Nacional, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, revelan que el magistrado recibió la nueva con desconcierto e incredulidad. Según esas fuentes, Baltasar Garzón pensaba de verdad que nunca se produciría procesamiento, que al final alguien lo pararía.

Al mismo tiempo, los querellantes, es decir, el sindicato Manos Limpias, que, tal como se contó en ECD tenía alquilada desde hace tiempo la sala para dar una rueda de prensa cuando se produjera la decisión del Supremo (la conferencia de prensa se celebró ayer por la tarde), celebraron con un almuerzo el buen éxito de su iniciativa. Unas cuarenta personas asistieron a la comida.

En cuanto se conoció el auto, decenas de cámaras de televisión llegaron a las inmediaciones de la Audiencia Nacional para tomar imágenes de lo que era la noticia del día. Mientras, por contraste, a las puertas de la sede del Partido Popular, en la calle Génova, solamente había una unidad. La inminencia del procesamiento de Garzón hizo que las televisiones olvidaran, al menos por unas horas, el sumario del ‘Caso Gürtel’.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·