Miércoles 23/08/2017. Actualizado 13:58h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los cambios de José María Barreda en la Ley Electoral dificultarán el ascenso del Partido Popular al poder en Castilla La Mancha

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Castilla la Mancha, el Partido Popular saca casi cinco puntos porcentuales en intención de voto al PSOE, pero los de José María Barreda confían en ganar por un escaño.

“Ganará, pero será por los pelos”, afirman a El Confidencial Digital desde el entorno del presidente castellano-manchego. Y es que, donde el PP de Dolores de Cospedal maneja hasta una ventaja de cuatro escaños, los de Barreda afirman que ganarán por uno.

La clave está en la reforma electoral que aprobaron las Cortes castellano-manchegas a finales de 2007, y que sólo comenzará a aplicarse en las próximas elecciones autonómicas. Al ser la cámara castellano-manchega muy pequeña –menos de cincuenta escaños-, la competitividad por cada escaño ha sido muy grande.

 En la reforma se aumentó el número de diputados de 47 a 49, pero la principal ventaja para Barreda –el PSOE instó y aprobó en solitario la reforma, con el PP abandonando la cámara- es que la reforma está hecha de manera que le resulta ventajosa en cada una de las cinco provincias de su comunidad. Al tiempo, esa misma reforma resulta lesiva para los intereses de la candidata ‘popular’, Dolores de Cospedal, también en todas las provincias.

Así, el PP tendrá más difícil repetir en las autonómicas los resultados positivos que ha sacado tanto en elecciones europeas como generales en Castilla La Mancha, y también el materializar la ventaja que le dan actualmente las encuestas. Así, por ejemplo, Guadalajara elige el mismo número de diputados que Cuenca, pese a tener más población, y el número de diputados pasa a ser par, por lo que Barreda, en un bastión de Cospedal, tiene posibilidades reales de empate.

De esa condición de bastión de Cospedal de Guadalajara proviene, paralelamente, el aliento que se ha dado desde el PSOE castellano-manchego al problema del Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares en la localidad de Yebra, sito en dicha provincia. En Toledo, otra provincia en la que los ‘populares’ creen contar con el triunfo, también se ha aumentado un escaño: al haber más escaños, Barreda tiene muchas más opciones de lograr un empate técnico en número de diputados.

El sistema queda de manera que los diputados le son menos rentables a Cospedal que a Barreda. Este, en su principal núcleo de votantes, Ciudad Real, mantiene la cifra de once escaños elegibles, lo cual convierte a su provincia natal no sólo en clave para el desempate sino en propiciadora de un resultado que prime a Barreda en su bastión, en tanto que Cospedal se ve abocada al empate en sus bastiones.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·