Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Brian Currin, mediador en el conflicto de Irlanda y con importantes contactos en la izquierda abertzale, llega este mes al País Vasco “en visita no oficial”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En noviembre participará en unas jornadas organizadas por la Consejería de Justicia del Gobierno Vasco, junto a Rolf Meyer, representante del partido nacional de Suráfrica y asesor del lehendakari Ibarretxe. Pero la semana pasada recibieron al titular de dicho departamento, Joseba Azkárraga, en Sudáfrica, a quien transmitieron la necesidad de seguir apostando por el diálogo para solucionar el conflicto vasco, aún con atentados.

“Lo que no somos capaces de arreglar nosotros, no debemos confiar en que lo arreglen fuera. Pero sí hay que aprender de los ejemplos”, asegura Joseba Azkárraga a El Confidencial Digital casi recién llegado de su viaje a Sudáfrica. Este viaje pone fin a su ronda de contactos con mediadores internacionales que han participado activamente en la resolución del conflicto irlandés y el fin del apartheid en Sudáfrica y que tuvo como primer punto de destino Irlanda, hace unos meses. 

La semana pasada tomó contacto con la realidad sudafricana. En este viaje ha tenido reuniones importantes con Brian Currin, un abogado que intervino activamente el proceso de paz irlandés y que tiene contactos con la izquierda abertzale; y con Roelf Meyer, ex ministro de Defensa y de Asuntos Constitucionales en el gobierno de transición que consumó el fin del Apartheid y asesor del lehendakari Ibarretxe.

Ambos mantuvieron una actividad muy activa para salvar el llamado proceso de paz con ETA tras el atentado de la T-4 de Barajas, aunque de forma diferente. El primero, por sus contactos con la izquierda abertzale; y, el segundo, en la reunión de mediadores que convocó el lehendakari tras el atentado. “Los dos se extrañan de que no haya diálogo en estos momentos, a pesar de lo sucedido. Para ambos la clave está en el diálogo –aún con atentados sobre la mesa- porque los silencios son muy difíciles de remontar”, comenta Azcárraga a ECD.

Su postura es clara: si Sudáfrica se hubiera detenido el proceso cada vez que había una masacre, nunca lo habrían resuelto. Salvando las distancias ya que, como afirman los mediadores, “cada conflicto es distinto”. Hay puntos básicos que se pueden aplicar en todos los conflictos violentos, como iniciar el proceso sin condiciones previas y crear confianza entre todas las partes para que se responsabilicen.

Joseba Azcárraga, en este punto, asegura que ETA ha generado una desconfianza que debe recuperar: “Quien rompe la tregua es ETA y ella debe restablecer los cauces. Sin embargo, es preciso advertir que ya no sirve la misma tregua”.

La unión con Sudáfrica nació tras años de viajes protagonizados por representantes del nacionalismo vasco y otras organizaciones con destino a Belfast,donde se establecieron vías de comunicación que se mantienen en la actualidad. De hecho, varios dirigentes abertzales mantienen contactos con el Congreso Nacional Africano, el partido de Mandela.

A Brian Currin se le espera a finales de este mes de agosto en el País Vasco, a donde acude con frecuencia, invitado por dirigentes de Batasuna con los que siempre ha reconocido públicamente tener contactos. También se le ha invitado, junto a Meyer, a esas jornadas que la Consejería celebrará ya en noviembre.