Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El CNI investiga la amenaza que supone para las embajadas españolas en el Magreb la Organización para la Liberación de Al Andalus

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La preocupación en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sobre la situación de los enclaves españoles en el Magreb es alta: “La amenaza es real”, explican. Sin embargo, los esfuerzos de los Servicios de Inteligencia se focalizan en conocer mejor a los terroristas.

Y es que, según los expertos consultados por El Confidencial Digital, la aparición de nuevos grupos terroristas vinculados con el yihadismo radical ha puesto en estado de alarma a los cuerpos policiales y de Información españoles.

A finales del mes de marzo los embajadores y cónsules destinados en la zona norte de África recibieron llamadas del Ministerio de Exteriores español advirtiéndoles de que existía una alta probabilidad de fueran objeto de atentados.

Uno de estos nuevos grupos terroristas, de los que se conocen todavía pocos datos, es el autodenominado ‘Organización para la Liberación de Al Andalus’ (OLA). El periodista Ignacio Cembrero informaba en el diario El País el pasado 2 de abril que, según fuentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), “estaría compuesto por elementos argelinos y marroquíes vinculados al denominado Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC)” –que ahora se hace llamar ‘Al Qaeda del Magreb Islámico’.

Sobre este punto, las fuentes consultadas por ECD aseguran que, a día de hoy, se están recabando datos sobre el nivel de amenaza real de esta plataforma pues “todavía no se sabe cuál es”. El motivo, explican, es que esta organización terrorista puede estar formada por ex combatientes iraquíes “con ganas de guerra”, como por simples exaltados interesados en llamar la atención pero que no suponen una amenaza consistente. Sin embargo, como decimos, los Servicios de Información tratan actualmente de esclarecer cuál es su nivel de peligrosidad real.

Mientras tanto, los intereses españoles ubicados en la zona del Magreb –especialmente en Ceuta y Melilla- mantienen extraordinarias medidas de seguridad ante el temor de sufrir atentados.