Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El CNI analiza con detenimiento los brotes de violencia que sufre Francia: preocupa que las revueltas se contagien a España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una oleada de violencia ha incendiado París, y desde allí, a las principales ciudades galas. Los disturbios callejeros se han extendido también a Bélgica y el CNI estudia la manera de prevenir que se propaguen por España.

Una oleada de violencia ha incendiado París, y desde allí, a las principales ciudades galas. Los disturbios callejeros se han extendido también a Bélgica y el CNI estudia la manera de prevenir que se propaguen por España. El Confidencial Digital ha podido saber por fuentes del Ministerio de Defensa que los servicios de inteligencia españoles no permanecen ajenos a los brotes de violencia callejera que castigan a los suburbios de las principales ciudades francesas. Lo que comenzó como hechos aislados que afectaban sólo a la periferia de la capital, se propagó, en cuestión de un par de días, a las grandes urbes galas. Pero este fenómeno no se ha detenido en las fronteras francesas, hace tres noches en Bruselas y Lieja se registraron incendios y ataques contra vehículos de transportes público y de policía, que se asemejan a los disturbios callejeros franceses. Las autoridades belgas los consideran, sin embargo, “hechos aislados”. En el CNI se encuentran sorprendidos por cómo han ido evolucionando los acontecimientos y afirman que la magnitud de los disturbios y su propagación sólo es explicable si se admite la existencia de un entramado organizativo. El servicio de inteligencia español tiene conocimiento además de que el uso del móvil está siendo decisivo en la organización y extensión de las guerrillas urbanas por la geografía gala. El análisis que se hace es que la problemática de la inmigración y de su integración en la sociedad francesa no es trasladable a la sociedad española, ya que en nuestro país la inmigración es un fenómeno relativamente nuevo, mientras que en Francia existen ya varias generaciones. Sin embargo, el CNI está estudiando detenidamente las causas y los motivos que han desembocado en esta situación, y los antecedentes de contagio de la violencia a Bélgica han puesto en alerta a los servicios de inteligencia de nuestro país. En Pau —suroeste francés-, pero sobre todo en Toulouse -sureste- la escalada de actos violentos crece cada noche, y ambas ciudades se encuentran muy cerca de la frontera española. En Toulouse, hace tres noches, un autobús cuyos pasajeros habían sido obligados a apearse y unos treinta coches, fueron quemados, mientras varios jóvenes apedreaban a los policías que protegían a los bomberos. En noches posteriores han continuado las escenas de violencia en las que decenas de jóvenes quemaban vehículos y atacaban a agentes antidisturbios con piedras y objetos.

·Publicidad·
·Publicidad·