Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La detención del agente doble por el CNI apunta a los dos espías sorprendidos ante la residencia del presidente de Endesa, Manuel Pizarro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La enorme relevancia que el Centro Nacional de Inteligencia ha querido dar a la detención de Roberto Flórez García, agente doble que espió para Rusia desde dentro del CNI, ha llevado a expertos en seguridad a formular algunas conjeturas, que acaban –sorprendentemente- en la supuesta vigilancia ante la residencia de Manuel Pizarro, presidente de Endesa.

La llamativa publicidad que “la Casa” ha querido dar a esta operación, incluyendo una rueda de prensa, la primera que se ofrece (cuando, legalmente, las actividades del CNI están sometidas a secreto oficial), y con presencia física ante los periodistas del director, Alberto Saiz, da a entender que, aparte de la importancia de haber cazado un peligroso “topo”, hay también el deseo de lanzar otros mensajes.

Según los datos recogidos por El Confidencial Digital entre algunos analistas, la noticia podía haberse despachado con una simple nota escrita dirigida a los medios, e incluso habría sido planteable que no hubieran contado nada, algo que posiblemente hubiera sido incluso más conveniente desde un punto de vista de inteligencia, para no descubrir las bazas propias.

Por eso, todo el aparato montado ayer podría conducir, de forma indirecta y hasta con mensaje subliminal, al segundo incidente del CNI con el empresario Manuel Pizarro, cuando agentes del Centro fueron sorprendidos en las cercanías de su domicilio. El Centro difundió entonces un comunicado en el que negaba que los agentes estuvieran espiando al presidente de Endesa, y aseguraba que los agentes se encontraban realizando "una actividad informativa en el ámbito de la contrainteligencia sobre un objetivo perteneciente a un servicio de inteligencia extranjero".

Esa información parece apuntar precisamente a lo anunciado tras la detención de Roberto Flórez. Aquella explicación presenta grandes coincidencias, incluso palabras exactas, con la facilitada por el director del Centro. Alberto Saiz afirmó ayer que la investigación sobre el “espía doble” se inició al descubrirse un “incidente ocurrido en el ámbito de la contrainteligencia”.

Además, como se informó posteriormente en estas páginas (consúltelo aquí), profesionales de seguridad que trabajan entre escoltas y servicios de protección personal desvelaron a ECD que aquellos agentes del CNI estaban tras los pasos de una persona del Europa del Este. Ahora, en el caso del agente doble, ha aparecido implicado un “servicio de inteligencia extranjero”, el de Rusia.