Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Carromero tomó personalmente la última decisión de no recurrir su condena en Cuba. Confía en que las gestiones políticas y diplomáticas le permitirán regresar a España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los abogados de Ángel Carromero, condenado a cuatro años de prisión en Cuba por homicidio por la muerte en accidente de tráfico de los disidentes anticastristas Oswaldo Payá y Harold Cepero, no presentaron recurso contra la sentencia. La última decisión correspondió al propio afectado.

La firma Lupicinio Abogados, que coordina la defensa del dirigente de Nuevas Generaciones del PP, consultó el asunto con la madre y los familiares más directos, y expuso los pros y contras de presentar el recurso de alzada ante el Tribunal Supremo Popular, pero finalmente fue el joven político quien optó por no recurrir, según ha sabido El Confidencial Digital

En la decisión de Carromero pesó que las posibilidades de éxito del recurso son muy pequeñas y que, a lo sumo, se podría obtener una pequeña reducción de la pena. En contrapartida, alargaría su estancia en prisión hasta que fuera resuelto el recurso.

Por el contrario, una vez que la sentencia ya es firme al no haber presentado recurso ni la defensa ni la Fiscalía, se ha abierto el tiempo de la negociación política y diplomática, en la que tiene puestas sus esperanzas Carromero.

En Asuntos Exteriores hay una consigna de discreción total sobre esas gestiones, que encabeza el propio ministro, José Manuel García-Margallo, en conversaciones directas con su colega cubano, Bruno Rodríguez. El objetivo es que Cuba opte por expulsar a Carromero o, como mal menor, que se aplique el acuerdo bilateral que le permitiría cumplir la condena en España.

Nada más llegar al cargo, Margallo ya obtuvo de las autoridades cubanas la expulsión del periodista Sebastián Martínez Ferraté, que había sido condenado a siete años de prisión por “corrupción de menores” tras la publicación de un reportaje sobre prostitución en Cuba.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·