Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

“Caza de brujas” en la Guardia Civil tras algunas filtraciones a la prensa: se quieren controlar correos electrónicos y móviles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los agentes de la Benemérita están extremando las precauciones: no quieren ser “pillados in fraganti” remitiendo e-mails a sus colaboradores, entre ellos, periodistas. El control afecta también a los teléfonos móviles.

El enfado de algunos altos mandos de la Guardia Civil ha puesto en alerta a muchos agentes que ahora se lo piensan dos veces antes de enviar un correo electrónico desde su puesto de trabajo y a través de la dirección oficial de la que disponen en el cuerpo.   La mayoría habilita direcciones personales para evitar los filtros impuestos por la Dirección General. Uno de ellos es el que obliga a introducir la tarjeta profesional del cuerpo, criptada, para poder utilizar determinados servicios, quedando así registrado el usuario que accede a ellos. Es lo que se conoce como el Proyecto SIGO (sistema integrado de gestión operativa) en el que cada uno, en función de su nivel, cargo o puesto, tiene asignado unos perfiles de usuario y seguridad.   Es una práctica que se ha agudizado en los últimos meses a raíz de las importantes y trascendentales informaciones aparecidas en prensa. Esto, según ha confirmado El Confidencial Digital, ha inquietado a los mandos que no han dudado en poner en marcha una “caza de brujas” entre sus subordinados.   Algo similar está ocurriendo con las llamadas telefónicas y el envío de SMS. Según le consta a algunos de los agentes con los que ha hablado ECD, muchos de los aparatos de telefonía móvil están “intervenidos”, por lo que su uso se deja para fines exclusivamente profesionales.