Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Una comida reservada de un ex director del Centro de Coordinación Antiterrorista provoca el enfado de miembros del CNI y Guardia Civil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La comida tuvo lugar el pasado 15 de febrero en Madrid. El motivo del encuentro: un homenaje de despedida al segundo jefe del Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA). Los asistentes: el homenajeado y un selecto grupo de miembros de la Policía Nacional y civiles. Hubo orden de mantener en secreto la comida.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, los miembros de la Guardia Civil y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) destinados en el CNCA están molestos con ciertas actuaciones de los mandos del Centro en relación con una comida en la que se celebraba el “ascenso” del agasajado, que ha sido promovido al puesto de asesor directo del Secretario de Estado de Seguridad para asuntos de terrorismo. Además de los policías, al almuerzo asistieron otros funcionarios que tienen lazos de parentesco con algunos agentes del Centro. Al homenajeado se le hizo entrega de una placa con el escudo del CNCA. El malestar de algunos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado está relacionado con el comportamiento de su director, el comisario Miguel Valverde, que dio instrucciones para que el almuerzo de despedida de su segundo fuera estrictamente confidencial y restringido. Efectivamente, hubo un gran secretismo al respecto. Según las fuentes consultadas, se aprovechó por ejemplo que ese día el Jefe de la Guardia Civil en este organismo estaba de viaje. Sin embargo, las cosas se torcieron. El homenaje se alargó en exceso y ninguno de los invitados acudió esa tarde a su puesto. Algunos trabajos del Centro quedaron pendientes, aseguran algunos afectados. Estas ausencias motivaron las sospechas de sus compañeros. Los policías están indignado por el trato de favor y hay un gran malestar por la discriminación sufrida: que “también el resto de miembros hemos estado bajo las órdenes del nuevo asesor y tenemos derecho a recibir un trato similar”, se explica. ECD se ha puesto en contacto con el Ministerio de Interior, la Guardia Civil y la Policía Nacional que no han querido hacer declaraciones sobre este encuentro.

·Publicidad·
·Publicidad·