Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ceuta se queda sin las unidades de intervención de la Guardia Civil, tras 11 años prestando servicio en la ciudad autónoma

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Grupos Rurales de Seguridad abandonan Ceuta. La Dirección General argumenta que la plantilla de la comandancia de la ciudad está al 108% y que no son necesarios. En Melilla se mantiene un módulo de intervención rápida formado por 18 agentes.

Desde el pasado mes de julio no hay ningún miembro de los Grupos Rurales de Seguridad –unidad de intervención- de la Guardia Civil en la ciudad, según han confirmado a El Confidencial Digital fuentes oficiales de la Benemérita.   La medida se ha justificando aludiendo al descenso del número de inmigrantes que ha intentado saltar la valla (6.800 intentos el año pasado frente a un centenar en los últimos 9 meses) y por el incremento de agentes del cuerpo en la comandancia de Ceuta. Los inmigrantes han cambiado la tierra por el mar, explican, y es frecuente detener diariamente a 4 ó 5 personas que intentan colarse en embarcaciones rápidas.   Ahora mismo esas dependencias están al 108% de su capacidad, aseguran fuentes de la Benemérita. Un refuerzo que ha permitido eliminar la presencia del GRS en la frontera a pesar de que llevaban realizando controles para evitar la entrada irregular de inmigrantes desde octubre de 1995. Agentes del cuerpo destinados en la ciudad autónoma con los que a hablado ECD aseguran, sin embargo, que ese número elevado en la plantilla es por la llegada de personal en prácticas y porque unidades de varios puntos de España se encuentran “concentradas” en la ciudad, prestando apoyo en distintos servicios.   En los 11 kilómetros que tiene la valla que separa Ceuta de Marruecos suele haber media docena de agentes patrullando. Les apoyan otros 4 con equipos de visión nocturna y cámaras térmicas.   La comandancia de la guardia civil está situada en el barrio obrero de Hadú, alejado del centro de la ciudad. Sus instalaciones no sirven precisamente de ejemplo de una gran obra arquitectónica ya que es una de las más antiguas de España. Su plantilla está formada por unos 600 agentes. Un centenar de ellos se dedica a patrullaje de la línea fronteriza y el puerto. De hecho, las autoridades locales han denunciado el aumento de inmigrantes que se quedan en las escolleras. Zona en la que hay varias empresas que almacenan combustible.   En Melilla sí se mantiene un pequeño retén, un módulo de intervención rápida formado por 18 agentes. Aunque fuentes de la guardia civil consultadas por ECD señalan que la situación en estos momentos es de “absoluta tranquilidad”. El personal destinado en la zona se considera suficiente.