Jueves 29/09/2016. Actualizado 11:16h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Chistes y bromas sobre el tripartito catalán en la distendida negociación entre PSOE e IU sobre los Presupuestos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La negociación de la agenda social que se ejecutará de forma paralela a los Presupuestos Generales de 2005 pactada el pasado jueves entre el Gobierno socialista y los representantes de Izquierda Unida, tuvo lugar en un clima distendido y de gran cordialidad. Rubalcaba, por ejemplo, no pudo evitar la ironía al referirse al tripartito catalán.

La negociación de la agenda social que se ejecutará de forma paralela a los Presupuestos Generales de 2005 pactada el pasado jueves entre el Gobierno socialista y los representantes de Izquierda Unida, tuvo lugar en un clima distendido y de gran cordialidad. Rubalcaba, por ejemplo, no pudo evitar la ironía al referirse al tripartito catalán.

 

Según declara alguno de los presentes, el tono de la reunión entre PSOE e IU para pactar el apoyo de la formación que dirige Gaspar Llamazares a los PGE está siendo bastante correcto. Se habla de buena voluntad por parte de los socialistas por llegar a entendimientos, de facilitar un clima que evite la crispación.

 

En la calle Olimpo, sede de la federación de izquierdas, sigue llamando mucho la atención –y se valora- la buena disposición de Alfredo Pérez Rubalcaba, el principal “culpable” del difícil entendimiento que ha existido entre las dos formaciones desde hace algunos años.

 

Ahora se habla, en cambio, de un ambiente agradable y de cercanía favorecido por el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, que ha llevado la voz cantante desde las filas del PSOE en toda la negociación. No han faltado, explica uno de los presentes en esos encuentros, las bromas e ironías sobre el tripartito catalán, habida cuenta de la presencia en la mesa de Joan Herrera, perteneciente a ICV.

 

Los sarcasmos son frecuentes y uno de ellos tuvo que ver con las exigencias de tipo social reclamadas la semana pasada por IU. “¿Y esto no lo llevaba el tripartito en Cataluña?”, comentó Rubalcaba el pasado jueves, provocando así la sonrisa de los presentes.

 

Este clima de cordialidad no ha evitado, todo hay que decirlo, algunos puntos de fricción. El PSOE se ha mostrado inflexible, por ejemplo, a la hora de hablar de la dotación económica. También ha existido una gran reticencia a modificar los Presupuestos en tres materias concretas: en políticas de vivienda, en las partidas correspondientes a la Educación y en el plan de ferrocarriles. “En estos tres campos –explica un dirigente de IU- hemos chocado contra un muro”.