Viernes 27/05/2016. Actualizado 14:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

De cara al congreso regional

Cifuentes se mueve para cerrar el paso a Esperanza Aguirre

No permitirá que coloque a su gente en el órgano de gobierno del PP de Madrid. Génova le ha dado todo su apoyo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cristina Cifuentes no se fía de Esperanza Aguirre. Sabe que ella ha perdido mucho poder para intentar dar la batalla en los congresos nacional y regional del partido. Sin embargo, teme que inicie, como en 2008, una campaña de presión para situar a su gente en la ejecutiva. Para evitarlo, la presidenta autonómica ha trazado una estrategia avalada por Génova.

Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre. Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, Cristina Cifuentes insistió, durante la semana pasada, en la necesidad de celebrar un congreso abierto en Madrid, y la celebración de primarias a nivel regional y nacional, con un objetivo claro: dejar sin margen de maniobra a Esperanza Aguirre.

La dirigente autonómica sospecha que la ex presidenta del PP de Madrid intentará imponer a sus afines en la nueva ejecutiva regional del partido. Y, para evitarlo, quiere que los procesos de elección sean públicos y, además, contar con el apoyo de Génova para frenar a Aguirre.

En concreto, Cifuentes ya ha trasladado a la dirección nacional del partido que será ella la quien elija a los nuevos representantes del PP de Madrid. Para que salgan elegidos sin generar una guerra interna, ha propuesto que desde Génova se respalden primero los nombramientos de sus delegados y, después, a los propios miembros de la ejecutiva. De esta forma, Aguirre quedará desactivada.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha trasladado que el apoyo de Rajoy y Cospedal será clave para evitar que Aguirre, tal y como hizo en las listas de las elecciones autonómicas y municipales, imponga su criterio. Algo que ha provocado que la propia Cifuentes se encuentre ahora, en su grupo parlamentario, con gente que no es de confianza.

Que no se repita lo de 2008”

Las fuentes consultadas por ECD explican que tanto Cifuentes como Génova temen que Esperanza Aguirre trate de repetir la estrategia que ya empleó en 2008, cuando se postuló como rival de Rajoy para, después, lograr que el partido situara a su gente en la ejecutiva nacional y le diera vía libre para “hacer y deshacer” a nivel regional.

En esta ocasión, matizan, no esperan que Aguirre dispute cualquier tipo de candidatura a la presidencia del partido, pero “sí puede emplear un tono muy crítico, y movilizar a varios sectores del partido, para intentar boicotear a la nueva dirección”.

No obstante, añaden, la postura actual de Génova, y que ya se ha transmitido a la propia Cifuentes, es que, en esta ocasión, “no va a haber cesiones” a la lideresa: “Será Cristina la que decida el futuro del PP en Madrid, y no Esperanza”.