Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ciudadanos gallegos recopilan y publican los errores de la Xunta que propiciaron la cantidad y magnitud de los incendios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ciudadanos gallegos han recopilado en el blog “Galicia Liberal” los errores de la Xunta que han propiciado la cantidad y magnitud de los incendios que han asolado la región durante este mes de agosto. ECD recopila los motivos por los que, según los ciudadanos, “ha ardido Galicia”.

-- La Xunta ofreció en el 2006 a los ayuntamientos y empresas privadas un convenio para la limpieza de los montes en el que sólo abonaba 100 euros por hectárea, de ahí que las empresas dijeran que esa cantidad era tan ridícula que ni siquiera les llegaba para pagar el gasoil. Así las cosas, prácticamente la totalidad de dichas empresas rechazaron la firma de un convenio “ruinoso”.   -- El concesionario de la autopista AP-9 está obligado a realizar la limpieza de cunetas, y medianas. Este verano no lo hizo y la Xunta no le obligó ni le exigió que lo hiciese.   -- Los lugares establecidos en el monte para la captación de agua -piscinas de 3 por 3- estaban rodeados de maleza –que no quitaron este año- y por lo tanto las motobombas, en muchos casos, no podían acceder a ellos y en otros casos dichos lugares estaban sin agua.   -- Muchas motobombas no pudieron rendir eficazmente porque trabajaban sólo un turno por falta de conductores. Además, por ejemplo, dos motobombas del distrito de Betanzos no funcionaron a la hora de extinguir los incendios por no haber sido reparadas durante el invierno.   -- Se suprimieron dos helicópteros en la provincia de La Coruña.   -- La localidad de Bertamirans tuvo un fuego que llegó hasta la zona de urbanizaciones, pero dicho fuego había empezado a siete kilómetros y siete días antes.   -- Este año se despidió a la empresa contratada por la Xunta anterior y que se dedicaba a la coordinación de medios de extinción aéreos –dicha empresa es de conocido prestigio en la materia en toda España   -- No hubo política de prevención de incendios, ni campañas.   -- La Xunta destituyó a más del 70 por ciento del equipo técnico que llevaba años dirigiendo la campaña contra el fuego.   -- 49 personas fueron excluidas del proceso de selección para conductores de vehículos motobomba por no tener no acreditar tener el curso de gallego.   -- La Xunta redujo el número de personal en las brigadas en más de una tercera parte antes del verano. El 4 de agosto se publicó la relación definitiva de admitidos para trabajar en las brigadas contra incendios, dos meses más tarde que otros años. Hubo huelga a causa de ello y muchas reclamaciones. Así las cosas, en la primera quincena de agosto –ya con incendios- la Xunta todavía estaba contratando los puestos de libres en las brigadas contra incendios.   -- El BNG suprimió el convenio de más de diez años de vigencia que incorporaba al ejercito a las tareas de prevención y ayuda contra incendios.   -- Mala distribución de las brigadas. En concejos con grandes masas de árboles no había brigadas: en concejos con superficies forestales superiores al 55% no se les concedió patrulla forestal, en cambio en concejos con superficies forestales inferiores al 20% sí se les concedió patrullas si estaban gobernados por socialistas.   -- No se solicitó colaboración a las diputaciones. Un ejemplo es el de la diputación de La Coruña, que todavía cuenta con un presupuesto de cerca 30.000 euros sin gastar para la contratación de personal para servicios forestales, debido a la mala gestión de la Xunta.