Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La designación de los Comisarios Jefes de Bilbao y Navarra pone en pie de guerra a la Policía: acusan al PSOE de nombramientos “a dedo”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace unos días, el Sindicato de Comisarios de Policía (SCP) denunció de forma genérica los “favoritismos” del Gobierno con algunos mandos policiales. A continuación se detallan cuáles son esos casos y el problema de fondo de esta cuestión.

Hace unos días, el Sindicato de Comisarios de Policía (SCP) denunció de forma genérica los “favoritismos” del Gobierno con algunos mandos policiales. A continuación se detallan cuáles son esos casos y el problema de fondo de esta cuestión. La campaña de protestas desatada entre los mandos policiales tiene como causa principal los dos últimos nombramientos promovidos por el Director General de la Policía Nacional. Los responsables policiales hablan de falta de experiencia de dos Comisarios, de presuntas vinculaciones de éstos con el PSOE y del desprecio de otros compañeros más cualificados que aspiraban a esos puestos. El primero de los nombramientos denunciados es el de José Luis Gago Cea, actual Jefe Superior de Navarra. Según afirma este sindicato, existe una estrecha vinculación de Gago con destacados dirigentes del PSOE. Además, explican, su experiencia como Comisario no supera los 4 años. El segundo nombramiento polémico es el de Enrique Pamies Medina, que ha sido nombrado Jefe Superior de Bilbao. En este caso, la relación del nuevo comisario con el PSOE no parece ser tan clara. Los denunciantes sostienen, eso sí, que sus casi 2 años como comisario no son mérito suficiente para ocupar dicho puesto. Fuentes policiales consultadas por ECD dudan de la relación Pamies-PSOE al recordar que cuando estaba el Partido Popular en el Gobierno, el Comisario General de Información, Jesús de la Morena, contaba con Pamies como su “mano derecha”. En cualquier caso, desde el sindicato se insiste: “lo lógico es que los Comisarios desempeñen su función como tal durante aproximadamente 10 años” antes de pasar a ocupar después un cargo de responsabilidad como el de Jefe Superior. En ningún caso, aseguran las mismas fuentes, se pone en duda la profesionalidad de los nombrados, aunque sí denuncian que “hay otros mandos policiales que van antes” por los años de servicio prestado y por méritos acumulados. Un portavoz oficial de la Policía ha explicado a este confidencial que tales nombramientos son de libre designación, que los aprueba el Director General de la Policía Nacional y que por tanto, el requisito imprescindible para ocuparlos es el reconocimiento de las capacidades profesionales de los candidatos, con independencia de los méritos logrados o los años de servicio en el Cuerpo. Por el contrario, el SCP insiste desde hace años en que la Policía Nacional “es un cuerpo jerarquizado” y que, como tal, un Comisario Principal debe ocupar un cargo de responsabilidad antes que un simple comisario, precisamente porque el primero tiene más experiencia y mayores méritos profesionales. En la actualidad, en la Policía hay 65 Comisarios Principales y 339 Comisarios simples. Los mandos en cualquier caso, no ponen en duda las capacidades profesionales de sus compañeros sino que la jerarquía manda y no los nombramientos a dedo por “amiguismos”. El enfado ante estos dos últimos casos ha sido de tal magnitud que el sindicato de comisarios ha decidido recurrir esos nombramientos ante la Audiencia Nacional. Además, el SCP se muestra muy descontento con el Gobierno de Zapatero porque no ha cumplido —dicen- con la promesa de evitar estas prácticas. La situación es especialmente incómoda pues miembros del SCP mantuvieron una reunión con varios responsables socialistas cuando estos se encontraban en la oposición durante el Gobierno Aznar. A la cita acudieron la actual Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, Jesús Caldera —ministro de Trabajo- y el diputado por Salamanca, Victorino Núñez. En dicha reunión, De la Vega se mostró “escandalizada” por el estado de la Policía y replicó “que estaba segura que eso no ocurriría cuando el PSOE ocupase el Gobierno de la Nación“. La versión de los comisarios contradice a la Vicepresidenta. Ahora se quejan de que la situación “no haya cambiado”.