Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Conde-Pumpido nunca recibió a Fungairiño en su despacho, sólo lo hizo para cesarle, y ahora pregunta por los fiscales del “caso Otegi”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cándido Conde-Pumpido, nunca recibió en su despacho al recientemente cesado fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño. Sólo lo hizo el día que le cesó.

Cándido Conde-Pumpido, nunca recibió en su despacho al recientemente cesado fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño. Sólo lo hizo el día que le cesó.

 

Según han reconocido a El Confidencial Digital miembros de la carrera fiscal, Fungairiño sólo tenía acceso a la secretaría técnica de la Fiscalía General del Estado, pese a su cargo. La persona designada para recibirle, una vez y otra, era la fiscal responsable de la mencionada secretaría. Esta persona –que, por cierto, es la esposa de un importante fiscal antidroga de la Audiencia- le pedía cuenta de los temas en la Audiencia Nacional, le interrogaba por la marcha de sus asuntos, le demandaba por el motivo de los retrasados algunos expedientes, etc.

 

Las mismas fuentes aseguran que Conde-Pumpido ha estado metiendo mano en la designación de fiscales para los distintos casos en la Audiencia Nacional, un cometido que, como jefe, correspondía a Fungairiño, que era “puenteado”. Fungairiño se enteraba de esas asignaciones, realizadas a sus espaldas, porque se las comentaban funcionarios a posteriori.

 

Un ejemplo de esta manera de proceder, explican, es lo sucedido con el caso de Rigoberta Menchú. Cuando el expediente lo tramitaba el Juzgado Central de Instrucción nº 1, había un fiscal encargado del caso. El asunto llegó al Tribunal Constitucional para una consulta, y a su vuelta, el fiscal designado fue otro. Eduardo Fungairiño nada tuvo que ver en ese cambio.

 

Otro dato. Según las fuentes de la Carrera Fiscal consultadas, existe no poca inquietud entre los fiscales de la Audiencia Nacional por el interés que ha mostrado Cándido Conde-Pumpido por conocer el nombre de los fiscales que han estado más implicados en el caso de la encarcelación de Otegi. Se añade que los fiscales por los que ha preguntado, Jesús Alonso y Pedro Rubira, no las tienen todas consigo sobre su futuro.

 

El ambiente en la Carrera Fiscal es de cierta incomodidad, aunque haya quien intenta calmar los ánimos con bromas. A un destacado fiscal se le ha escuchado decir: “Con la que está cayendo, espero que al menos me dejen pedir un destino en Cuenca, que es donde me gustaría terminar mi carrera”.