Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los cuatro empleados del grupo canario en el Congreso se van a la calle por la desaparición de Coalición Canaria, donde no entienden la ‘doble moral’ de Román Rodríguez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En política son muchas las vueltas de tuerca que suscitan cambios. Hoy se oficializará la desaparición del grupo parlamentario canario en la Cámara baja. Nadie espera que prospere el recurso presentado por la formación política con el único apoyo de los populares. Y habrá ‘daños colaterales’.

La escisión está hecha y no parece haber vuelta atrás. En el último debate del estado de la Nación los dos diputados canarios, Luis Mardones y Ana Oramas, intervenieron dentro del Grupo Mixto ya que, según el artículo 27.2 del Reglamento de la Cámara, es necesario disponer de cinco diputados para disponer de un grupo parlamentario propio.

Oramas es la diputada que sustituye a Paulino Rivero, quien renunció a su acta de diputado para presidir el Gobierno insular. La fecha es histórica, afirman dirigentes del grupo a El Confidencial Digital. Por primera vez, desde 1993, Coalición Canaria-Nueva Canarias se va a quedar sin grupo parlamentario en la Cámara baja. La causa hay que encontrarla en la marcha de Román Rodríguez, un diputado perteneciente a la segunda formación que decidió dar un giro político y pasar al Grupo Mixto al no estar de acuerdo con la alianza de Coalición Canaria con el PP en el gobierno autonómico de las islas. Ahora, se ha aliado con los socialistas para desbancar a CC-PP del Cabildo de Gran Canaria.

Lo curioso es la incongruencia, argumentan desde CC, de esta “huída” de Rodríguez, que en los noventa fue investido presidente del Gobierno canario con el apoyo del PP. “Ahora tiene escrúpulos y critica el acuerdo de Coalición Canaria con los populares para formar gobierno en Canarias tras las elecciones. ¿No se sirvió él del PP más duro –el de Aznar- para llegar al poder?”.

Pero es que, además, señalan las mismas fuentes, los mismos con los que ahora se alía, porque le ha entrado la vena socialista, son los que presentaron una moción de censura para echarlo a él del ejecutivo. “¿Hay algo más duro para un presidente que una moción de censura? Pues a él se le ha olvidado”. 

Además, Rodríguez deja en la estacada, siguen estas mismas fuentes, al partido –Coalición canaria- con el que consiguió el escaño en Madrid, aunque después decidiera montar Nueva Canarias.

El daño no se lo hace al partido, señalan los dirigentes, ya que la legislatura está acabada, sino a los trabajadores de la formación -dos secretarias, un chófer y un jefe de prensa- en la Cámara Baja que se quedan en la calle.