Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Congreso del PP: Aznar aparcado, Gallardón no dio el paso, las heridas están sin curar y Rajoy ya va a por todas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El balance del XV Congreso Nacional del Partido Popular ofrece algunas conclusiones de fondo que se pueden resumir anunciando el fin de la era Aznar, el temor de Gallardón a dar un paso adelante, la constatación de que aún no han cicatricado las heridas del 14-M y Rajoy que va a por todas.

El balance del XV Congreso Nacional del Partido Popular ofrece algunas conclusiones de fondo que se pueden resumir de la siguiente manera:

 

-La “era Aznar” ha quedado definitivamente cerrada. A partir de ahora aparece un líder nuevo y unas formas distintas. Como se comprobó en el Congreso, el PP no quiere mirar demasiado al pasado, porque habla de derrota. La frase de Mariano Rajoy “no me recomienda nadie, vengo yo”, es la plasmación de que no quiere que le vean como sucesor de Aznar. El “aparcamiento” de Carlos Aragonés (no será adjunto al Presidente del partido) y de Jorge Moragas, otro hombre de Moncloa, confirman el final de la “era Aznar”.

 

-Alberto Ruiz Gallardón no dio finalmente el paso adelante que muchos esperaban, porque él mismo lo había apuntado. La intervención “política” fue una lectura rápida (casi de opositor) de un texto académico, sin querer “gustar” al auditorio, sin asumir liderazgo alguno, incluso interrumpiendo los aplausos cuando llegaron. Gente de su entorno apunta que al Alcalde “le temblaron las piernas” a última hora. Quizá porque llegó a la conclusión de que ése no era su día.

 

-Por el ambiente que se respiraban en el Pabellón 9 de IFEMA, sede del Congreso, por el tono de los compromisarios, por los gestos y palabras de los principales dirigentes, el PP sigue siendo un partido que aún no ha curado las heridas sufridas en marzo, con los atentados del día 11 y la derrota electoral del 14. No ha habido la menor euforia ni ningún triunfalismo.

 

-Rajoy ahora sí que va a por todas. Se ha quitado definitivamente de encima el lastre del pasado. Ya es Presidente por elección de su partido, y no por designación de Aznar. Y, además, lo dijo con toda claridad: “No me recomienda nadie”. Para esta nueva época, ha apostado a tope por su propia gente (los Ana Pastor, Astarloa y demás) y por la de Ángel Acebes, con un levísimo gesto hacia Rodrigo Rato en la persona de Miguel Arias Cañete, responsable del área económica en la dirección del PP. Las salidas o aparcamientos de Michavila, Carlos Aragonés, Jorge Moragas... confirman el anuncio que él mismo realizó: los nombramientos han sido suyos y –tal como también pronosticó- no han gustado a todos.

 

Otros detalles del Congreso  

De modo sucinto, apuntamos otros aspectos del XV Congreso Nacional del Partido Popular, clausurado el domingo:

 

-“¡Qué diferencia entre celebrar un Congreso en el Gobierno y en la oposición!”. Comentario de los periodistas al ver el lugar y la decoración. Grandes diferencias con lo que ocurrió en el anterior. En síntesis, ha sido un Congreso “pobre” en lo material. Menos televisiones y menos “glamour” que en el anterior. Pocos famosos.

 

-“Está más viejo”. “Está más delgado”. Exclamaciones de algunos de los jóvenes voluntarios que han trabajado en la logística del Congreso, a la llegada de José María Aznar. Muchos aplausos el ex–Presidente, que sigue teniendo el afecto del partido, pero al que, sin querer casi, ya ven como “pasado”.

 

-Loyola de Palacio fue una de las personas saludadas con más afecto por el conjunto de la anterior dirección, cuando llegó al Congreso.

 

-La intervención grabada de Rato fue bastante mediocre. Estuvo frío y soso, y, peor aún, se le notaba que la iba leyendo en una pantalla.

 

-Gesto de mal estilo el de Carlos Aragonés tras el discurso de Ruiz Gallardón, diciendo que esa intervención valía tanto para un Congreso del PP como para uno del PSOE.

 

-La designación Arias Cañete para dirigir el área económica se produjo después de varios “descartes”. El primero el de la propia Loyola de Palacio, puesto que uno de los requisitos estaba en que fuera un diputado. A Juan Costa (previa llamada de Rato a Rajoy) se le propuso, pero su respuesta fue: “Me lo tengo que pensar”. Entretanto, cuando circuló el nombre, hubo tanta oposición interna, que quedó fuera. Otra candidata  era Elvira Rodríguez, pero se ha querido alguien más belicoso, teniendo en cuenta que lo económico va a ser plato fuerte de la oposición al Gobierno socialista.

 

-La salida de Michavila no está suficientem