Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Consejo General del Poder Judicial ha prohibido a los jefes de prensa de los Tribunales Superiores que informen sobre asuntos de los fiscales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El máximo órgano de gobierno de los jueces emitió, a mediados de diciembre, un acuerdo por el que se prohíbe a los jefes de prensa de los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas informar sobre cualquier caso en el que esté trabajando la fiscalía.

Todos los Tribunales Superiores de Justicia tienen un Jefe de Prensa que se encarga de informar de los asuntos relacionados con el trabajo que se desarrolla en ellos. Tanto en lo relativo a los jueces como a los fiscales.

Según han informado a El Confidencial Digital fuentes de la judicatura de toda solvencia, antes de que acabara el año, el Consejo General del Poder Judicial emitió una orden que prohibe expresamente a los Jefes de Prensa informar a los periodistas de asuntos relacionados con los fiscales en las distintas sedes judiciales.

Esta restricción ha caído como un jarro de agua fría entre los responsables de comunicación de los tribunales que sirven de “canalizadores” de la información que se genera en esas instancias. Ellos disponen de la información que tanto jueces como fiscales consideraban oportuno difundir entre los medios y los periodistas que habitualmente se ocupan de temas de Justicia.

La iniciativa corrió a cargo del magistrado y vocal de CGPJ, José Luis Requero, del sector conservador. Su aprobación tampoco ha caído especialmente bien en el ámbito judicial ya que la Fiscalía General del Estado promovió hace algún tiempo la “colaboración” de sus fiscales con los medios de comunicación en asuntos en los que éstos pudieran estar informados.

De la misma manera, la Fiscalía también convocó algún seminario en el que fiscales y periodistas intercambiaron opiniones sobre formas de trabajar y abordar temas de actualidad. La orden del CGPJ habría hecho inútil estos esfuerzos.