Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Consejo de Ministros del viernes aprobará con retraso las primeras medidas de la Reforma de Exteriores: más ayudas que seguridad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un año y dos meses después de haber comenzado los trabajos de la comisión interministerial para la reforma del servicio exterior, el Consejo de Ministros aprobará el viernes 23 un paquete de medidas que, según sus mentores, no pueden esperar el largo camino parlamentario de la ley.

Un año y dos meses después de haber comenzado los trabajos de la comisión interministerial para la reforma del servicio exterior, el Consejo de Ministros aprobará el viernes 23 un paquete de medidas que, según sus mentores, no pueden esperar el largo camino parlamentario de la ley. Entre las primeras reformas que se han de ejecutar por decreto-ley, salvando así la controversia de la oposición, destacan las de carácter asistencial: ayudas a las familias de los diplomáticos, ayudas para aprender idiomas en países extranjeros, etc. Al no haberse adelantado ninguna medida de las que se han de aprobar, surgió la especulación de que se trataría de medidas concernientes a la seguridad de embajadas y consulados. No parece ser este el caso, aunque el Consejo de Ministros posiblemente dé impulso a la antigua queja de los exiguos gastos de representación de nuestros diplomáticos. El Embajador especial para la Reforma del Servicio Exterior, Melitón Cardona, invirtió el plazo previsto de un año para confeccionar sus trabajos. El 25 de junio de este año concluyeron oficialmente, pero desde entonces ha habido retrasos para presentarlo al Consejo de Ministros: viajes del ministro Miguel Ángel Moratinos, vacaciones, etc. Finalmente, este próximo viernes 23 llegará la reforma a la mesa del Consejo de Ministros, sin que el principal partido de la oposición haya visto —explican desde Génova- ni una sola línea (salvo lo adelantado tiempo atrás por un periódico nacional). Existe un gran malestar por tanto secretismo y se anuncia una dura batalla en el Parlamento.

·Publicidad·
·Publicidad·