Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

En enero será sometida a la opinión de los ciudadanos

La Constitución de la Cataluña independiente ya está lista: el catalán será la única lengua oficial

El grupo de expertos integrado por cuatro jueces y seis profesores de Derecho ha terminado de redactarla. Tiene 97 artículos. Define el nuevo estado como una República

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con la convocatoria y posterior suspensión del referéndum del 9 de noviembre prosigue el pulso entre el Estado, por un lado, y la Generalitat y los independentistas por otro. En paralelo, una decena de juristas lleva meses redactando el texto de la Constitución que adoptaría Cataluña en caso de secesión. El articulado ya está listo.

Artur Mas debajo de una bandera catalana. Artur Mas debajo de una bandera catalana.

El pasado mes de abril, El Confidencial Digital desveló que un grupo de juristas estaba inmerso en la elaboración de un borrador de carta magna que pudiera servir de base para una Cataluña independiente. Los partidos políticos debía negociar después un texto constitucional definitivo.

Ya entonces las fuentes consultadas explicaban que, entre otros detalles, en el borrador se define a Cataluña como una nación cuya forma de gobierno será la república; se contempla un Tribunal Supremo con una sala constitucional; y, sobre todo, se centra en reconocer una serie de derechos y libertades de los ciudadanos del nuevo estado, al estilo de las constituciones de Estados Unidos, Noruega y Finlandia.

Un texto de 97 artículos

Según puede confirmar ECD, ese texto de Constitución para una Cataluña independiente está prácticamente listo.

Expertos que han participado en el proceso de elaboración explican que el borrador estará completamente terminado a finales de este mes de octubre. Quedan tan sólo algunos retoques: los aspectos clave del texto ya están definidos. A continuación, será sometido a varias revisiones.

La Constitución catalana tiene 97 artículos, organizados según el modelo del derecho continental europeo. Cuenta con un preámbulo, que es una exposición de los motivos que han llevado a Cataluña a dotarse de esa Constitución. A continuación, los artículos se reparten en títulos, de un modo muy similar a como está organizada, por ejemplo, la Constitución Española de 1978.

Un preámbulo y cinco títulos

El primer título trata de los derechos fundamentales de los catalanes; el segundo, de la organización territorial del nuevo estado; el tercero recoge un elenco de derechos sanitarios, educativos y medioambientales; en el cuarto se articulan las instituciones catalanas y la separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial; y en el quinto y último se recogen otras cuestiones que no corresponden propiamente a ninguno de los títulos anteriores.

Los juristas que están elaborando este proyecto han mantenido debates intensos y complicados. “Y en ocasiones –puntualiza uno de ellos- el acuerdo no ha sido fácil”. “Hay que tener en cuenta que somos cuatro jueces y seis profesores de Derecho, cada uno con una formación y unas ideas distintas”, afirma a El Confidencial Digital otro de los juristas.

Una de las partes del articulado que mayor debate ha suscitado es la que regula el modelo lingüístico de una Cataluña independiente. Según revelan fuentes conocedoras del texto, la Constitución establecerá finalmente que el catalán es el idioma “oficial y propio” de Cataluña.

Según esta formulación, sólo se reconocería a la lengua catalana. Por eso, los juristas han accedido a que el castellano tenga un estatus de “cooficialidad preferente”, teniendo en cuenta sobre todo que cerca del 70% de los catalanes nacieron o tienen ascendencia directa de otras regiones de España.

Cabe señalar que el actual Estatuto de Autonomía de Cataluña establece –tras los cambios introducidos por la sentencia del Tribunal Constitucional- que “la lengua propia de Cataluña es el catalán”, y añade que “el catalán es la lengua oficial de Cataluña. También lo es el castellano, que es la lengua oficial del Estado español”.

Los siguientes pasos a seguir

Las fuentes consultadas por ECD aseguran que la elaboración de la Constitución ha seguido su curso de forma independiente a los acontecimientos políticos que están marcando el proceso soberanista de Cataluña. No se detuvo cuando el Consejo General del Poder Judicial llamó a declarar al juez de la Audiencia de Barcelona Santiago Vidal, que reconoció estar participando –“como jurista”, precisó el magistrado- en este proyecto, y no se va a ver alterada ahora por la celebración o no del referéndum del 9 de noviembre.

El siguiente paso será ampliar el actual grupo de expertos a 30 comentaristas. A los juristas y catedráticos en Derecho Constitucional se les unirán expertos en otros ámbitos, como la economía y el medio ambiente, para pulir los artículos que tratan sobre sus materias entre los meses de noviembre y diciembre.

El texto enriquecido por estas aportaciones se abrirá en enero a las aportaciones de los ciudadanos. “Como se hizo para redactar una nueva constitución en Islandia”, explican fuentes conocedoras del proceso.

Para hacer posible este proceso participativo, el grupo de juristas ha contactado con las dos entidades que lideran las movilizaciones independentistas: la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural. Estas dos plataformas, que cuentan con la tecnología y los informáticos necesarios, serán las encargadas de organizar la forma de “colgar” en la red el texto constitucional y regular las aportaciones y sugerencias que enviarán los ciudadanos.

Este período de participación ciudadana se prolongará hasta junio de 2015. Una vez integradas las aportaciones de los catalanes, acaba el proceso: la Constitución se enviará al Parlament de Cataluña para que allí los partidos políticos debatan y negocien el texto definitivo. Sólo quedará someterlo a votación en referéndum en el que participarán los ciudadanos de un estado catalán independiente.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·