Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Consulta independentista en Cataluña

Convergencia ha dado garantías a Unió de que acatará lo que decida el Tribunal Constitucional

El partido de Duran i Lleida tiene datos de que una posible ruptura de la coalición hundiría electoralmente sobre todo a la formación de Artur Mas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algo está cambiando entre los convergentes. La ambigüedad con la que se muestran en público sobre la consulta independentista del 9 de noviembre no es tal en privado. Han garantizado a sus socios de Unió Democrática que “no van a hacer nada ilegal y que acatarán la sentencia del Tribunal Constitucional”.

Duran i Lleida y Artur Mas. Duran i Lleida y Artur Mas.

Las aguas bajan menos revueltas entre los dos históricos socios que forman Convergencia i Unió (CiU). Las relaciones entre ambos han sido muy difíciles en el pasado reciente por la deriva independentista tomada por las filas de Artur Mas y su acercamiento a los republicanos de ERC, partido en las antípodas ideológicas de Unió.

Sin embargo, según fuentes catalanas, diversos dirigentes convergentes han garantizado recientemente a miembros de Unió que “Mas no va a hacer nada ilegal y acatará lo que dicte el Tribunal Constitucional”. Esto se interpreta en las filas del partido de Josep Antoni Durán i Lleida como un acercamiento a su socio tradicional y un alejamiento claro de ERC.

El TC, a petición del Gobierno de Mariano Rajoy, prohibirá con toda seguridad la celebración de esa consulta independentista que el presidente catalán va a convocar en las próximas horas. Este viernes el Parlamento autonómico aprobó la Ley de Consultas, norma en la que se basará Mas para firmar la convocatoria.

“Los convergentes nos han trasmitido que Mas no va a hacer nada ilegal y que no quieren romper la coalición. Convocar un referéndum ilegal sería una línea roja para nosotros que nos obligaría a tener que tomar una decisión que no queremos tomar”, aseguran fuentes catalanas.

Descalabro electoral

Además, según estas fuentes, esa posible ruptura de la coalición afectaría mucho más a Convergencia que a Unió Democrática. “Tenemos constatado que nosotros bajaríamos ligeramente nuestro apoyo electoral porque habría gente que se iría con Convergencia. También hay independentistas en nuestro partido”, explican.

“Pero quién más sufriría serían ellos y lo saben. Muchos votantes se irían con nosotros, otros se irían con el PSC y otros, los más desencantados por el fiasco de la consulta, se irían con ERC”, aseguran estas fuentes.

En estos momentos, CiU tiene 50 diputados en el Parlamento catalán. De ellos, 19 los aporta el partido de Durán i Lleida. Una encuesta hecha pública en diciembre de 2013 señaló que, en caso de ruptura, el 70% de los votantes de la coalición votaría a Convergencia y el 10%, a Unió.

Otro sondeo de junio de 2014, publicado por El Periódico de Cataluña, daba a Unió sólo 7 escaños y 29 a Convergencia. “Nosotros pensamos que vamos a tener mejores datos que esos en caso de ruptura”, explican.

ERC, más lejos

En cualquier caso, esa ruptura está cada día un poco más lejana porque el distanciamiento entre ERC y los convergentes se está agrandando. La decisión de los republicanos de no entrar en el Govern pese a que se comprometieron a ello al principio de legislatura ha pesado en esta nueva situación. “Está firmado desde el principio que entrarían, pero no lo han hecho para no desgastarse con las medidas de recorte”, explican.

Los continuos llamamientos de su líder, Oriol Junqueras, a la desobediencia civil y a la proclamación de la independencia de manera unilateral en caso de que el TC anulara la consulta también han pesado en ese distanciamiento que en Cataluña dan por hecho.

Después de la consulta

El paso atrás de Artur Mas y la ruptura con ERC está más cerca. La cuestión ahora para los dirigentes de Unió es saber cómo va a dar marcha atrás Artur Mas y cómo va a justificar ante su electorado la no convocatoria de la consulta. “Eso ya no lo sabemos. Si va a presionar para adelantar las elecciones, o si va a dimitir y dejar paso a otro candidato, o si va a agotar la legislatura con un nuevo socio, es algo que veremos en el futuro”, explican.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·