Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Crónica del desfile 12-O: Zapatero fue increpado por el público, rehuyó mirar a la bandera americana y conversó al oído del Rey

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Día de la Hispanidad, festividad de la Virgen del Pilar, 12 de octubre. El desfile militar en el Paseo de la Castellana de Madrid contó con la participación de 3.900 militares. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se mantuvo en pie en esta ocasión, rehuyó mirar a la bandera de USA, tuvo una conversación al oído con el Rey y fue abucheado por el público. Vea también fotos inéditas del acto.

Según pudo comprobar El Confidencial Digital en el Día de la Fiesta Nacional, a los presentes en el desfile no se les pasó por alto algunos detalles del presidente del Gobierno:   -- El más llamativo: en esta ocasión Rodríguez Zapatero no tenía una silla al lado para sentarse tras el regreso, tres años después, de la bandera americana al desfile. Eso sí, de pie rehuyó la mirada de la bandera de las barras y estrellas a su paso por la tribuna, en una postura muy rígida, casi desafiante, que no se correspondió con la actitud que adoptó en otros momentos de la parada militar.   -- No dejó de conversar con el socialista Javier Rojo, presidente del Senado, situado a su derecha. Incluso con las tropas desfilando, no dejaron de intercambiar palabras. Según algunos militares, “el ‘gesto’ no ha sentado muy bien”.   -- Antes de subir a la tribuna, el presidente recibió al Rey, Juan Carlos I, y conversó al oído, para no ser escuchados, en un aparte, antes de pasar revista a las tropas. El Rey, en cambio, le dirigió pocas palabras pero sin tanta confidencia, ante la atenta mirada del Príncipe de Asturias.   -- Algunos comunicadores comentaron que fue recibido con “menos silbidosque el año pasado en la misma fecha aunque, no se recuerda de la misma manera su marcha. El público presente, entre silbidos y al grito de “¡fuera, fuera!”, despidió así a Zapatero.   -- De igual forma, hay quien comentaba en la tribuna de prensa otro ‘gesto’ que paso casi inadvertido. Mientras se tocaba el himno nacional y la tribuna real mantenía una rígida postura, en un par de ocasiones el presidente se llevó la mano a la nariz.   A continuación, se enumeran otros detalles del acto:   -- El ministro más madrugador, en este caso, ministra, fue la titular de Educación, Mercedes Cabrera, que hizo acto de presencia a las 10:06. Sus Majestades los Reyes y la comitiva real, llegaron a las 10:33. En esa horquilla de tiempo fueron llegando el resto de personalidades. Zapatero llegó a las 10:19.   -- El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy –acompañado de Pío García Escudero y Eduardo Zaplana-, se sentó junto al portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido. Se les veía muy sonrientes y charlaron distendidamente momentos previos y posteriores al desfile.   -- Los periodistas acreditaros pudieron observar a sus espaldas, en la tribuna del cuerpo diplomático, una conversación a solas, de unos cinco minutos de duración, entre el embajador norteamericano en España, Eduardo Aguirre, y el de Israel, Víctor Harel.   -- A la Reina se le vio especialmente impresionada con el aterrizaje de tres paracaidistas frente a la tribuna real antes de que diera comienzo el desfile aéreo. La irrupción de los militares provocó el aplauso del público. La Reina, aplaudió como todos, aunque dirigió un gesto especialmente cariñoso hacia el primero de los saltadores, cuando este dirigió su mirada hacia Sus Majestades.   -- El público disfrutó con la novedad este año de los saltos realizados: el primer paracaidista casi golpeó a los miembros de la Guardia Real y de la organización, que se encontraban más cercanos a la tribuna real en su aterrizaje; el segundo, llevaba una cámara de vídeo adosada a un casco protector que grabó las imágenes de la hazaña; el tercer paracaidista, que portaba una bandera de España de grandes dimensiones, fue el más aplaudido ya que además, realizó la operación con mayor precisión.   -- Varios miembros del cuerpo diplomático convidados al acto, también tomaron imágenes con sus cámaras fotográficas. Los ‘reporteros gráficos’, en este caso, eran militares.   -- Repiten este año como los mejores valorados por el público en función de los aplausos, las representaciones militares que desfilaron de la Guardia Civil y la Legión. La UME (Unidad Militar de Emergencias), novedad también en el desfile cuya misión será la respuesta a las catástrofes naturales, pasó casi desapercibida y estrenó uniforme. Desfilaron con fusiles G-36.   -- Estuvieron acreditados cerca de 115 medios de comunicación y había cerca de 200 informadores.   -- El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, no saludó al actual ministro de Defensa, José Antonio Alonso, a su llegada, momentos previos al comienzo del acto a pesar de verse frente a frente. Poco minutos más tarde, Alonso fue entrevistado en directo para TVE.   -- Se confirmó la información de ECD y no volaron los helicópteros ‘Chinóok’, ni los ‘Tigre’: los primeros, por decisión personal del JEMAD, Félix Sanz Roldán; y los segundos, por los costes que suponía traerlos desde Francia.   -- Otra novedad del desfile fue la participación de hermandades y asociaciones de militares. Algunos de ellos, combatientes de los dos bandos de la Guerra Civil, desfilaron en los mismos vehículos.   -- Se ausentaron del desfile las siguientes personalidades: los ministros de Justicia, Juan Fernando López Aguilar; Fomento, Magdalena Álvarez, y Medio Ambiente, Cristina Narbona. Otros políticos que no estuvieron fueron los presidentes de las Comunidades Autónomas de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra; Valencia, Francisco Camps; Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

A continuación le ofrecemos algunas de las "otras imágenes" que deparó la jornada captadas por los envíados de El Confidencial Digital:

Su Majestad el Rey escuchando atento las confidencias del Presidente Zapatero.

 

Doña Letizia había llegado antes a una jornada en la que se le notó algo cansada.

 

El embajador USA, tras hablar con el de Israel,  tuvo visita eclesiástica.

 

Los Duques de Palma: Doña Cristina, muy elegante, mira fijamente a cámara.

 

Su Majestad el Rey muy concentrado durante el Homenaje a los Caidos.

 

Presencia femenina en la Guardia Real, una de las unidades más exigentes.

 

Hubo quienes desfilaron cómodos por la Castellana, eso sí muy serios.

 

La voz narradora del acto tenía toda la experiencia acumulada en Radio Nacional.

 

Unas gafas rojas de diseño bajo el casco de una tripulante de un vehículo "M-109".

 

La prensa, muy nutrida, estuvo siempre atenta a las evoluciones del desfile.

 

Miembros de la novedosa Unidad Militar de Emergencias, con fusiles G-36.

 

La cabra de la Legión desfiló con paso rápido y fue jaleada por el público asistente.

 

Miembros de la Brigada de Cazadores de Montaña "Aragón" 1.

 

Políticos y otras personalidades observan el paso de las distintas unidades.

 

S.A.R. Doña Letizia, al final del acto, envió un saludo hacía la tribuna de prensa.

 

 

·Publicidad·
·Publicidad·