Lunes 01/05/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Datos y fotos exclusivas del atentado de ETA en Calahorra: fue un “milagro”; se buscaban muertos; fallaron en la colocación del coche

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La investigación del atentado perpetrado contra la casa cuartel de Calahorra (La Rioja) la pasada semana continúa y cada vez se van trascendenciendo más datos. El Ministerio del Interior cree que los etarras fallaron en la colocación del coche bomba y hablan de “milagro”.

Según han explicado a El Confidencial Digital fuentes de la lucha antiterrorista, el terrorista que aparcó el coche bomba se equivocó de acera y sitúo el vehículo cargado de explosivos en el lado opuesto de la calle.

El objetivo, explican estos expertos, era causar el mayor daño posible. Incluso, se apunta que, a pesar de la llamada de preaviso en nombre de ETA alertando de la colocación del explosivo, la banda buscaba que se produjeran víctimas mortales.

Haber situado el vehículo en la acera opuesta al objetivo (según la llamada efectuada por Arkaitz Goikoetxea a la DYA de Vizcaya, era la casa cuartel de la Guardia Civil) no fue el único fallo de los etarras.

Las mismas fuentes de la Policía y la Guardia Civil aclaran que los terroristas colocaron el vehículo apuntando con el maletero –donde se encontraba la carga explosiva- hacia las viviendas y comercios, y no hacia el acuertelamiento de la Benemérita. Los expertos achacan este error a una “precitación” por parte de los etarras y a las “prisas” por huir del lugar.

La investigación apunta que el coche-bomba fue aparcado presuntamente por Jurdan Martitegi. Por su parte, las fuentes consultadas creen que Arkaitz Goikoetxea fue uno de los etarras que esperaban a Martitegi para huir, acompañado, presumiblemente, por una mujer.

A continuación, ECD les ofrece algunas imágenes inéditas instantes después de la explosión del coche-bomba y en las que se puede apreciar cómo quedó el vehículo: