Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Debate sobre el estado de la Nación: Mariano Rajoy se apoya en cifras y datos, Rubalcaba sale reforzado en su partido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El debate sobre el estado de la Nación tenía el aliciente político de ver cómo se comportaban los dos principales protagonistas, que se estrenaban en sus respectivos papeles, uno como presidente del Gobierno, el otro como líder del PSOE. El duelo entre ambos arrojó este resultado: Mariano Rajoy defendió su posición manejando con abundancia cifras y datos, Alfredo Pérez Rubalcaba sale reforzado.

Los dos oradores sabían lo que se jugaban en el Pleno y comenzaron sus intervenciones con cierto nerviosismo. Si estando en la oposición Mariano Rajoy acabó moviéndose con soltura, y hasta con cierta comodidad, ayer se notó que era consciente de que, siendo presidente del Gobierno, se estaba jugando bastante más. Rubalcaba, por su parte, se fue creciendo a medida que avanzaba la sesión.

Un discurso tecnocrático

El presidente del Gobierno diseñó una intervención técnica, casi tecnocrática, con la evidente intención de centrar el debate en asuntos económicos, en los desafíos que tiene el país y en las medidas que ha tomado o va a tomar su Ejecutivo.

El discurso de la mañana ‘convenció’ a sus diputados, necesitados en estos momentos de buenas noticias y de sensaciones positivas: se les notó gratificados por el tono y contenido.

Rajoy tiene fama de moverse mejor improvisando que leyendo papeles, y volvió a ocurrir ayer, pero con el problema de que también en la fase final, en la réplica, pero sobre todo en la contra réplica, se ató demasiado a las anotaciones y le faltó empuje y frescura que demostró cuando lideraba la oposición. Le pesó demasiado el sentido institucional, saberse presidente del Gobierno.

La voz de la calle

Alfredo Pérez Rubalcaba planteó una intervención de gran intensidad, agresiva en algunos momentos. Se le notaba que era consciente de que se estaba jugando gran parte de su futuro como líder del PSOE, sobre todo ante su propia gente. Y salió vencedor de ese reto.

Se mostró especialmente efectivo en el turno de réplica, sobre todo en el tramo final en el que habló desde las vísceras, de modo muy efectista al recoger los grandes argumentos y críticas que circulan en la calle, las situaciones penosas, los problemas de la gente, expresadas desde la preocupación por esos problemas.

La bancada socialista también respiró con cierto alivio, porque apreciaron solidez y fiabilidad en su líder.

La mujer y los hermanos de Mariano Rajoy

Sobre el desarrollo del Pleno del Congreso, estos son algunos detalles concretos:

--Mariano Rajoy llegó al Congreso a las 11.34. Se ‘encerró’ en su despacho para ultimar los detalles de su intervención.

--Al hemiciclo también acudieron, para dar ánimos al presidente, su mujer, Viri, su hermano, y su hermana. Además, estuvieron en la tribuna de público los presidentes autonómicos Luisa Fernanda Rudi, Pedro Sanz, y María Dolores de Cospedal, a la que acompañó su consejero de Sanidad en Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz.

--Rajoy desarrolló su intervención dividiéndola en tres ejes principales: las políticas desarrolladas por su Gobierno para hacer frente al déficit; la reforma del sector bancario y el resto de reformas estructurales; y el anuncio de nuevas medidas para este año 2013.

--Aplausos: Durante su intervención, el presidente recibió sonoros aplausos por parte de sus ministros y la bancada ‘popular’. Una de las más activas en estas lides fue la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que fue la impulsó varias de esas ovaciones. Rajoy fue aplaudido por las siguientes intervenciones:

- “Entre los que nos contemplaban desde fuera, nadie apostaba por España hace un año. Nadie. Pues bien, nadie desde fuera piensa hoy que España no logrará salir adelante. Esa es la diferencia que va del 2011 al 2013”.

- “Se me recriminó –tiene gracia- que incumplía mis promesas. He hecho lo que España necesitaba”.

- “El déficit público de España ha acabado el año por debajo del 7%”.

Medidas económicas

--Cifras económicas aportadas por el presidente:

- Han aflorado 11.000 millones de euros por la investigación del fraude fiscal y 91.000 empleos sumergidos.

- La reforma laboral ha generado 55.000 nuevos contratos y 73.000 nuevos empleos para emprendedores menores de 30 años.

--Nuevas medidas anunciadas: 40.000 millones para PYMES, impulsar en 2014 el régimen especial del IVA (“No se pagará el impuesto hasta que no se hayan abonado las facturas); 2.700 millones para el plan de proveedores; y una nueva Ley de Transparencia

--Al anunciar esta Ley, pronunció la palabra corrupción hasta en 12 ocasiones. “No hablo de ningún caso particular”, aseguró. Aunque afirmó que todos, partidos, sindicatos y fundaciones –en referencia a Ideas- tendrán que explicar sus subvenciones. Evitó, eso sí, citar a Luis Bárcenas.

--Acabó haciendo una defensa de la unidad de España y la Constitución y con el siguiente mensaje: “Hemos conseguido que se nos ayude pero que no se nos dirija”. Añadió: “Ahora debemos afrontar otros desafíos” (obviando que el discurso continuaba con la frase: “Pero no serán tan graves”).

Reacciones de dirigentes del PP

De Cospedal bajó de la tribuna rodeada de periodistas porque quería felicitar a Rajoy por su gran discurso”. No consiguió encontrarse con él en los pasillos: le confirmaron que ya estaba en el despacho.

Dirigentes históricos del PP aseguraron a ECD que “Rajoy ha hecho el discurso más técnico de la democracia. Más que un político parecía un tecnócrata, dando más datos económicos que en ningún debate sobre el estado de la Nación”. “Aznar era más político, como lo va a ser Rubalcaba”, pronosticaron.

Rubalcaba: Educación y Sanidad

-- Rubalcaba se centró desde el principio en la reforma de la Educación de Wert y en la necesidad de pactar una ley contra los desahuciados. Además de criticar el copago sanitario.

--En los primeros 20 minutos, la bancada socialista ya le había aplaudido cuatro veces para insuflarle ánimos, y por el discurso más agresivo de Rubalcaba en lo que va de legislatura.

--Rubalcaba sí hizo ‘sangre’ con el tema de la corrupción. Llegó a usar la palabra “corrupción” 13 veces durante su primera intervención. Además, empleó dos veces “corrompidos” y otras dos de “corruptos”.

--Recordó el ‘caso Bárcenas’ –al que citó en dos ocasiones- diciendo que “es el escándalo del partido del Gobierno”.

--Apostilló: “Usted dijo que estaría al lado de Camps, defendió a Matas y dijo que nadie podrá demostrar que el señor Bárcenas no es inocente. Solo nos propone un acuerdo, que es el que le conviene, que es el de la Ley contra la corrupción”.

Cara a cara Rajoy-Rubalcaba

--Rajoy, entró en el ‘cuerpo a cuerpo’ con Rubalcaba diciéndole que él “también tiene una historia”.

--Recordó que heredaron del PSOE 16.000 millones de deuda en Sanidad: “No voy a entrar en detalles de autonomías”. Ante el abucheo de la bancada socialista, Rajoy apostilló: “Bueno, si quieren, decirles que la primera comunidad con más deudas era Andalucía. Y la segunda Baleares, en la que gobernaron ustedes los últimos cuatro años”.

--Sobre la corrupción, Rajoy recordó al líder del PSOE: “El único partido condenado por financiación ilegal ha sido el suyo”.

--Se refirió a Rubalcaba afirmando: “Yo no pido su dimisión porque ya se la piden dentro de su partido”.

--Rubalcaba, en su turno, reclamó su derecho a rectificar por los años del Gobierno socialista y también pidió perdón por no haber hecho nada contra los desahucios.

Chacón pasó de Rubalcaba

Otros detalles laterales:

--Comportamiento de Chacón. Éste podía haber sido el debate sobre el estado de la nación de Chacón si ella hubiera ganado a Rubalcaba en el Congreso del PSOE de hace un año. La ex ministra de Defensa tuvo el siguiente comportamiento durante la jornada:

- Frío y ‘espantada’ por la mañana. Durante toda la intervención de Rajoy, Chacón estuvo en su escaño con el abrigo puesto y con gestos de frío, que compartía con su compañero de tribuna, José María Barreda. Nada más acabar la intervención del presidente, y antes incluso de que éste llegara a su escaño, la barcelonesa abandonó el hemiciclo corriendo.

- ‘Pasota’ con la intervención de Rubalcaba. No mostró demasiado interés Chacón en lo que decía el líder de su partido. Estuvo en repetidas ocasiones consultando las noticias en su iPad y consultando el móvil.

- Aplaudió poco a Rubalcaba: Además, la ex ministra de Defensa se ‘saltó’ varios aplausos al líder de la oposición: en cuatro o cinco ovaciones de la bancada socialista a Rubalcaba, Chacón se mantuvo impasible.

--¿Dónde estaba Madina? No se le vio en toda la jornada.

El caso “Campeón”

--Ovación del PSOE a Jesús Posada. Fue durante la intervención de Rubalcaba. Al preguntar éste a Rajoy: “¿De verdad cree que la gente va a creer que es usted tan incompetente para no saber lo que pasaba en España durante su etapa en la oposición?”, la bancada del PP empezó a gritar al dirigente del PSOE, recordándole que él estaba en el Gobierno Zapatero.

Ante los problemas de Rubalcaba para continuar con su discurso, Jesús Posada pidió a los diputados del PP que respetaran el turno de intervención “tal y como han hecho esta mañana los diputados de la otra bancada”, lo que provocó una ovación por parte de los parlamentarios socialistas.

--Gritos de “Campeón” a Rubalcaba. Cuando Rubalcaba habló de corrupción y de penar los delitos políticos incluso con carácter retroactivo, algunos diputados del PP le recordaron, gritando, el ‘caso Campeón’ en el que está implicado José Blanco.

--Carmen Martínez de Castro, en la tribuna de los periodistas: Para seguir por la tarde el cara a cara entre Rajoy y Rubalcaba, la secretaria de Estado de Comunicación optó por estar junto a los periodistas en la tribuna de prensa.

--Malestar con las burlas a Rajoy: Martínez de Castro reconoció por la mañana, nada más acabar la primera intervención del presidente, que eran molestísimas las burlas que se oían constantemente al pronunciamiento de la ¨s¨ que hace Rajoy. Además, al presidente también le hicieron burla cuando dijo “Diputaos”, “paraos”, y “Van Rompoy” refiriéndose a Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·