Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Decenas de proetarras acosaron a familiares de la Guardia Civil refugiados en Intxaurrondo y no hubo respuesta desde la casa cuartel

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado 11 de octubre, en una de las puertas de la casa cuartel de Intxaurrondo se concentraron decenas de proetarras. Insultaron a lo agentes y a los familiares de la Guardia Civil que se encontraban en el interior festejando, un día antes, a su Patrona, la Virgen del Pilar. No se reforzó la seguridad en la puerta y el jefe de la Comandancia dio orden expresa de no intervenir.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, las familias de Intxaurrondo están muy descontentas con la actuación del máximo responsable de la casa cuartel, José Luis González Urteaga, que aquella tarde dio orden expresa de no intervenir, pese al temor de algunos familiares de que la concentración fuera a mayores.   Los manifestantes se concentraron aquella tarde del miércoles en la puerta de la “Torre Pardines”. Según testigos presenciales, profirieron insultos contra los agentes que se encontraban custodiando la entrada del recinto, así como a sus familias. El grupo de Reserva de la Benemérita –unos 16 hombres- estaba preparado para actuar y proceder a la identificación de los proetarras pero recibieron orden expresa de no hacerlo.   Además de este suceso, se produjeron otras manifestaciones similares un día más tarde en las casas cuartel de Oñate y Tolosa. De igual forma, la Guardia Civil disponía de recursos suficientes para intervenir. Sin embargo, órdenes procedentes de instancias superiores lo impidieron. Según algunas fuentes, la Ertzaintza “no disponía de personal necesario” para controlar a las juventudes abertzales.   El caso de Intxaurrondo ha sentado especialmente mal en diversos ámbitos de la Benemérita. Las familias quedaron amedrentadas ante los gritos y consignas proetarras que procedían del exterior. Hay incluso quien echa de menos la ausencia del anterior responsable de la Comandancia, Germán Gómez Rodríguez, de quien se asegura que “hubiera actuado de otra manera”, en un caso de este estilo.   ECD se ha puesto en contacto con la Guardia Civil para recabar su parecer oficial sobre estos sucesos. Según ha declarado un portavoz oficial, la concentración comenzó alrededor de las 19:30 por la lluvia y no a las 19:00 horas, hora de la convocatoria. Confirman, además, que los manifestantes portaban una pancarta en la que se podía leer ‘Fuera las fuerzas de ocupación’”.   También se alude a dos puntos controvertidos. En primer lugar, se asegura que la Guardia Civil no actuó porque “lo que ocurre en el exterior de la casa cuartel es competencia de la Ertzaintza”. Este punto es negado taxativamente desde Intxaurrondo: “en ocasiones similares –apuntan desde la casa cuartel- la Reserva ha salido del recinto para identificar a los alborotadores. Oñate es un ejemplo de esto”.   Hay que decir, además, que la dotación que envió la policía vasca aquella tarde fue un coche con dos agentes, “que ni siquiera llegaron a bajarse del vehículo”, denuncian quienes pudieron verlos.     En cuanto a los manifestantes, el portavoz oficial de la Benemérita asegura que “había 25 personas contabilizadas por agentes de paisano”. Desde Intxaurrondo se rebate también esta cifra sobre el número de manifestantes: eran unas setenta y cinco personas, y no veinticinco.   La Ertzaintza no ha querido hacer a ECD ningún tipo de declaración sobre este suceso.

·Publicidad·
·Publicidad·