Jueves 29/09/2016. Actualizado 13:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Defensa y Exteriores cambian el diseño y el contenido de sus páginas web, eliminando todo rastro de la era Aznar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los cambios en el Gobierno han traído también cambios estéticos y en política de comunicación. En la Administración ya se han oído voces que afirman que las ideas del Gobierno de Zapatero se basan, fundamentalmente, en hacer lo contrario de lo que hizo Aznar. Y hasta en las páginas web se nota.

Los cambios en el Gobierno han traído también cambios estéticos y en política de comunicación. En la Administración ya se han oído voces que afirman que las ideas del Gobierno de Zapatero se basan, fundamentalmente, en hacer lo contrario de lo que hizo Aznar. Y hasta en las páginas web se nota.

Y también en el timbre y los papeles de cada ministerio, por cierto. Pero, ciñéndonos a las páginas web, a la nueva administración le ha faltado tiempo para remodelar los portales de diversos ministerios, que en principio contienen información administrativa general, con escaso sesgo político.

Los primeros cambios vinieron en Defensa, donde el terremoto Bono apenas ha dejado nada sin tocar. La web del Ministerio ha cambiado y ha quitado la espectacular “intro” que lucía durante el mandato de Trillo. Y es verdad que cuando el ministro popular estaba al cargo de nuestras Fuerzas Armadas, la página web estaba matizada de cierto personalismo, aunque también disponía de más completa información.

La web de Exteriores, por otra parte, fue una de las pequeñas obsesiones de la ministra Palacio, y ahora parece ser que lo es del ministro Moratinos. Ahora mismo, el portal del MAE dispone de una nueva página en pruebas donde ya luce el nuevo nombre del organismo: ministerio de Asuntos Exteriores y de la Cooperación.

Por el momento, esta nueva página luce bastante más sosa. Y dista de contener la gran cantidad de información que se encuentra en páginas gemelas como la del ministerio francés, aunque, como ventaja puede decirse que es más manejable.

Como se ve, el cambio llegó con todas sus consecuencias tras el catorce de marzo. Incluso ha llegado a aspectos aparentemente nimios que, por supuesto, se cargan al inagotable erario público. (27-07-2004)