Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Defensa está encantado con la negociación de la Ley de Tropa: el protagonismo del secretario de Estado y las alabanzas al ‘estadista’ del PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Ley de Tropa y Marinería acaba de ser aprobada por el Congreso después de haber recibido el visto bueno del Senado. El Ministerio de Defensa considera satisfactorias las negociaciones con todos los políticos españoles y, especialmente, con el PP.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el Secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo, ha sido el responsable del Ejecutivo en las negociaciones “políticas” para alcanzar el consenso sobre la mencionada Ley de Tropa y Marinería.   Se ha tratado de una tarea “larga y compleja”, aseguran las fuentes consultadas. El objetivo del Ministerio -tras la enmienda a la totalidad de la Ley presentada por el Partido Popular el pasado 29 de septiembre de 2005- ha sido lograr el máximo apoyo parlamentario. La Ley “se consideraba un tema de Estado”, concluyen las mismas fuentes.   El secretario de estado ha desarrollado una gran actividad, que incluye una serie de encuentros con el senador de los “populares”, Alejandro Muñoz-Alonso. Los ‘cara a cara’ se han alargado “durante semanas”, aseguran las fuentes a este confidencial. Las visitas de Muñoz-Alonso al Ministerio dirigido por José Bono han sido frecuentes.   Pardo a su vez, se ha reunido con otros miembros del Senado y el Congreso de los Diputados para debatir los artículos de la Ley. En otras ocasiones, Pardo ha tomado la iniciativa desplazándose al Congreso para conversar sobre el tema con portavoces de los grupos políticos como Gaspar Llamazares o Asunción Oltra.   En cuanto a las relaciones entre Pardo y Muñoz-Alonso, quienes conocen a ambos políticos aseguran que son “muy buenas, cordiales y fluidas” y que así se ha confirmado en encuentros parlamentarios como el que tuvo lugar el pasado 23 de marzo en la última comparecencia del secretario de estado en la Cámara Baja. Ambos políticos tuvieron palabras de reconocimiento mutuo.   Muñoz-Alonso es conocido en el sector de la Defensa como un experto en estas cuestiones y en Defensa es considerado “un hombre de Estado que actúa en consecuencia”. Lo cual no evita, explican, que existan discrepancias sobre ciertos temas como quedó patente en el caso de Irak.   Hay que recordar que la Ley de Tropa y Marinería aprobada facilita la estabilidad de la vida profesional de los soldados con la firma de compromisos de larga duración (hasta los 58 años, pase a la reserva y jubilación a los 65) o compromisos cortos de dos o tres años renovables hasta los seis. Se establece además la opción de promoción a suboficial a partir de los tres años de servicio, junto con ventajas para acceder a la Guardia Civil (reserva del 50% de las plazas), al Cuerpo Nacional de Policía o a la Policía Local a partir de los cinco años de servicio. El tiempo servido en las Fuerzas Armadas se considerará como mérito para acceder a la Administración.

De acuerdo con el contenido de la ley, podrá permanecerse en los Ejércitos hasta los 45 años, a partir de los cuales se tendrá derecho a una paga mensual similar al salario mínimo y compatible con otras percepciones salvo el subsidio de desempleo. Si la permanencia no alcanza hasta los 45 años, la ley contempla el derecho a una indemnización. Asimismo, se comprende la reincorporación de los colectivos que tuvieron que terminar su compromiso en las Fuerzas Armadas por causa de la ley anterior.