Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Defensa, Sanidad y Educación tienen parado desde 2005 un revolucionario plan de Alerta Biológica ordenado por Aznar tras el 11-S

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las amenazas de ámbito nuclear y químico en España están organizadas y coordinadas a nivel nacional. En cambio, las biológicas, no. Los Ministerios de Sanidad, Defensa y Educación manejan desde 2005 una propuesta escrita para resolver esta situación y la aprobación de la iniciativa. En enero del pasado año tendría que haber entrado en funcionamiento.

Se le conoce por el nombre de Red de Laboratorios de Alerta Biológica (Relab) y fue diseñado en marzo de 2003. El proyecto fue aprobado en el verano de 2005 y tendría que haber entrado en vigor el 1 de enero de 2006. Sin embargo, los Ministerios de Defensa, Sanidad, y Educación y Ciencia no han dado ningún paso para activar el plan promovido por el Gobierno de José María Aznar.

Según las fuentes consultadas por El Confiedencial Digital, para el primer año de la entrada en vigor del Relab se presupuestó y aprobó la cantidad de 640.000 euros. Actualmente, sólo falta la firma de los ministerios para cerrar el respaldo jurídico de la iniciativa.

Tras los atentados del 11-S en Estados Unidos y la aparición de partículas de carbunco (ántrax) en diversas operaciones terroristas, España decidió que era urgente crear un sistema para enfrentarse a las amenazas biológicas. Todo comenzó con la revisión de los planes existentes por parte de la Comisión Delegada del Gobierno para Situaciones de Crisis (CDGSC) –enmarcado en el Sistema Nacional de Conducción de Situaciones de Crisis (SNCSC).

Posteriormente, y para coordinar a los mencionados Ministerios, se utilizó al Comité Nacional de Planes Civiles de Emergencia (CNPCE). Entonces se acordó que fuera el Ministerio de Defensa por medio de la Dirección General de Política de Defensa (DIGENPOL) el que creara un Grupo de Trabajo de Expertos —también llamado Comité Científico-Técnico— responsable de esta Red de Laboratorios de Alerta Biológica.

El total de expertos reunidos para este cometido fue de 25. Se ha contado con prestigiosos científicos en la materia como José Manuel Sánchez Vizcaíno, Lucas Domínguez Rodríguez, Carlos Domingo Fernández, Rosa Cepeda Casares, José María Eiros Bouza, María Luisa Arias Neyra, María Milagros López González, Mariano Cambra Álvarez, Alejandro Brun Torres, Laureano Cuevas Beltrán o Luis Martín Otero.

Los responsables de laboratorios de seguridad biológica –de nivel 3- acordaron cubrir cinco áreas de respuesta ante amenazas: salud humana, sanidad animal, sanidad vegetal, control de alimentos y medio ambiente. Se buscó entonces diseñar un sistema para abordar la amenaza derivada de las armas de destrucción masiva para tiempos de guerra o conflicto y, para otros periodos, prevenir y dar respuesta a las acciones de terrorismo (bioterrorismo), accidentes y epidemias.

Por último, hay que destacar que el plan de la Relab se debía componer de tres niveles:

-- El superior, desde donde se dirigirían y adoptarían decisiones políticas. Estaría constituido por el Gobierno, el Ministerio de Sanidad y Consumo -dirige las crisis sanitarias- y el Instituto de Salud Carlos III, que cuentan con unidades y departamentos específicos para afrontar las posibles amenazas.

-- El intermedio, iba a ser el encargado del diseño del planeamiento y la elaboración de los protocolos de actuación. Lo formarían el gestor de la Relab, el Instituto de Salud Carlos III y un grupo de Laboratorios de Referencia (con nivel de bioseguridad P3 y P3+) para las cinco áreas de respuesta. Alguno de ellos es el Laboratorio del Parque Tecnológico de la Universidad Complutense de Madrid, el Laboratorio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y el Laboratorio del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias.

-- El nivel inferior o ejecutor de los protocolos. Iba a estar formado por los Laboratorios de Referencia y los designados por las Comunidades Autónomas para cada una de las cinco áreas.

·Publicidad·
·Publicidad·