Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Defensa desvela un giro en la política de comunicación interna del Ejército como reacción a las filtraciones y al desinterés del personal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio de Defensa quiere poner remedio a la desatención informativa de los miembros de las Fuerzas Armadas. El Ejército de Tierra considera ahora prioritaria la comunicación interna “para reforzar la cohesión de la Institución y la identificación del personal con su fines”.

Según un documento interno al que ha tenido acceso El Confidencial Digital, el Jefe de Estado Mayor del Ejército, Carlos Villar Turrau, reconoce que la información facilitada por Defensa y Tierra “se encuentra dispersa, resulta de difícil acceso o llega distorsionada o caduca por el propio desarrollo de los acontecimientos”.

A este texto, fechado en enero pasado, se le ha denominado ‘Plan de Comunicación Interna (PCI) del ET’ y según la Directiva de Planeamiento 2008-2009 se establece como objetivo prioritario “guiar adecuadamente la comunicación interna, entre el ET como organización y sus miembros”. Además se quiere así “reforzar la cohesión de la Institución y la identificación del personal con su fines, debiendo mejorar cuantitativamente y cualitativamente la comunicación interna en todos los niveles del Ejército, informando a sus componentes sobre los objetivos y logros en materias de organización, preparación, logística e institucional”.

Esta iniciativa surge para dar respuesta a los datos que se acaban filtrando y que “puede provocar la propagación de noticias, en algunos casos no veraces, por conductos no oficiales, que generan inquietud y malestar entre los componentes del Ejército”.

El escrito es tajante al afirmar que “esta situación debe corregirse: el militar debe sentirse informado por el propio ejército”. Eso sí, la información que se difunda se hará “sin perjuicio del necesario rigor informativo con que deben tratarse determinados asuntos en aras de la seguridad o reserva, y sin sembrar inquietud entre los componentes del Ejército”.

La información que se difundirá se limitará a:

--La relativa a los datos de carácter profesional sin clasificar: las que afecten al personal y su familia, el desarrollo profesional y los procesos de cambio o modernización en el Ejército.

--Datos veraces sobre noticias aparecidas en prensa y las “difundidas de forma no oficial”. También se informará sobre las “que no sean ciertas en especial si han provocado intranquilidad entre los afectados”.

--Aquella que se considere de interés profesional: explicando las causas que la justifican, razones que las regulan, consecuencias y previsión de desarrollo de la medida.

--La actualidad de los acontecimientos y actividades realizadas por las Unidades difundida a través del Sistema de Comunicación (Sicom). Sin embargo, “el esfuerzo se dirigirá a adelantar información sobre circunstancias futuras”.

Acceda a través de este enlace al documento íntegro, en formato PDF.