Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Defensa no da importancia a las palabras del General Pitarch y no tomará medidas contra su persona, pese a los que recuerdan el “caso Mena”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las críticas políticas sobre el discurso pronunciado ante el Real Círculo de Labradores por el actual jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército, el teniente general Pedro Pitarch, ha dejado indiferente al Ministerio de Defensa, que descarta tomar medidas. Militares españoles han recordado, sin embargo, el “caso Mena”.

El pasado jueves 18 de mayo, Pitarch recibió de manos del Real Círculo de Labradores de Sevilla la bandera que abrirá el desfile del Día de las Fuerzas Armadas que se tendrá lugar en Sevilla el próximo día 28. En ese acto, el general pronunció unas palabras en la que se refirió a la bandera española como un símbolo que se convierte en "la razón de la fuerza". Algunas de sus palabras fueron objeto de polémica:   --La historia enseña que, bajo los colores de la enseña nacional, "el pueblo español" ha empuñado las armas "en la defensa de España".   --"Este paño, más allá del trozo de tela que se puede tocar, es una insignia que presenta los valores de tantas generaciones de españoles que combatieron bajo sus colores. Insignia que se ha convertido en múltiples ocasiones de la historia de España en un elemento aglutinador e impulsor de las acciones más heroicas. Pero no solo de hombres de armas. Nuestra historia nos enseña que, llegado el caso, el pueblo español, hombres y mujeres, arropándose bajo sus colores, ha empuñado las armas en defensa de España"   --Afirmó también que “difícilmente” otros emblemas son capaces de convertirse "por sí mismos, llegado el caso, como sucede con la bandera, en la razón de la fuerza". Y añadió que "de ahí el valor del acto de hoy, austero, profundo y entrañable".   --También recordó que las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas establecen que la institución militar tiene como encomienda "la custodia, honores y defensa" de la enseña española "como símbolo de la Patria y de su unidad".   --"Este símbolo que recibo y que será testigo de un día especial de la historia militar de nuestra ciudad, sin duda contribuirá, desde su colocación en un lugar de honor, a dar brillo a esa fecha, a la vez que será un elemento más que sirva para aumentar y afianzar nuestro amor a España, aquí representada en su forma más simbólica: en su bandera".   El discurso generó diversas críticas. La primera fue de Joan Tardá, portavoz en el Congreso de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que advirtió que Pitarch es “un peligro para la democracia” y le sugirió a través de los medios de comunicación “cultivar el espíritu” en vez de “idolatrar a las armas”.   Joan Herrara, portavoz de IU-ICV, calificó las palabras del teniente general de “preocupantes”, de quien dijo además que debería “haber aprendido la lección de su antecesor”, el general José Mena Aguado y le aconsejó que “no se meta en política”.   En el estamento militar, diversas fuentes consultadas por El Confidencial Digital han reconocido que esperaban acciones ministeriales contra la persona de Pitarch, por sus declaraciones “que guardan similitudes a las pronunciadas en su día por Mena”.   Sin embargo, el Ministerio de Defensa prefiere no pronunciarse oficialmente al respecto. Fuentes oficiosas aseguran que “nadie ha dado la más mínima importancia a las palabras de Pitarch porque no tienen nada que ver con las de Mena”. No hay que buscar, explican, “interpretaciones interesadas”. Y concluyen: “buscar ‘golpistas’ debajo de todas las piedras de Defensa es absurdo”.   El pasado 6 de enero, con motivo de la Pascua Militar, el general Mena se hizo eco en un discurso público de las preocupaciones de sus subordinados por la unidad de España, desatada tras la presentación del proyecto de un nuevo Estatuto para Cataluña y recordó los límites que marca la Constitución y la misión que atribuye a las Fuerzas Armadas su Artículo 8º. El general fue cesado y sujeto a arresto domiciliario, con José Bono como ministro de Defensa.

·Publicidad·
·Publicidad·