Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Detienen en Berriozar (Navarra) a los dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Patxi Urrutia: alerta policial ante la posible reacción de ETA

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) acaban de detener en Berriozar (Navarra) al portavoz de la ilegalizada Batasuna, Pernando Barrena, y al miembro de la Mesa Nacional de la formación, Patxi Urrutia, por orden del juez Baltasar Garzón.

El pasado sábado, Barrena participó en un acto sobre las negociaciones de Loyola, llevadas a cabo por el PNV, PSE y la propia Batasuna durante la tregua de ETA, informa Europa Press.

En el encuentro, Barrena insistió en que la formación ‘abertzale’ “estará con toda seguridad en las elecciones de marzo”. “Con su mensaje político para este país y defendiendo los planteamientos que le caracterizan en el sector político al que representan”, afirmó.

Pernando Barrena Arza ha sido en la última década en uno de los dirigentes más significativos de la izquierda abertzale, desde que en 1998 diera el salto a la escena pública junto con Arnaldo Otegi o Joseba Permach, tras la detención de la anterior Mesa Nacional de HB, informa el diario El Correo.

Nacido en Pamplona en 1965, fue concejal del municipio navarro de Berriozar y trabajó durante años como traductor de euskera e inglés en la editorial Txalaparta de Tafalla. Se da la circunstancia de que su padre, José María Barrena Inza, también fue edil en este municipio, pero por el PSOE, y que en las últimas elecciones municipales fue tercer suplente de la lista de ANV. Barrena fue detenido por primera vez en 1985 acusado de ser miembro de un grupo de información de ETA.

Su paso a la dirección de HB se dio en la Asamblea del 14 de febrero de 1998, en la que se produjo el cambio de miembros de la Mesa Nacional a raíz de la detención de toda la anterior cúpula de HB, después de que cediesen el espacio publicitario que les correspondía en televisión para emitir un vídeo de ETA, durante las elecciones generales de 1996.

Por aquel entonces Barrena era todavía un absoluto desconocido y entró a formar parte de una plancha en la que había veteranos dirigentes, como los ex alcaldes de Llodio, Hernani y Mondragón, pero en la que destacaba la nueva generación de dirigentes que lideraría a la izquierda abertzale durante los nueve años siguientes y hasta su detención. A partir de esa Asamblea comenzaron a cobrar fuerza nombres como los de Arnaldo Otegi, Joseba Permach, Juan Joxe Petrikorena o Jone Gorizelaia.

Con el paso de los meses. Barrena, que entró en la Mesa Nacional como candidato por Navarra, con buenas dotes para la oratoria, empezó a comparecer en ruedas de prensa junto al nuevo líder, Arnaldo Otegi. Su conocimiento de idiomas le permitió representar a HB en viajes por el extranjero y en diversos encuentros con líderes internacionales, como el mantenido con el presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, el 5 de octubre de 1998.

En las elecciones forales de Navarra del 13 de junio de 1999, salió elegido parlamentario por Euskal Herritarrok. El 12 de febrero de 2000, HB celebró otra Asamblea y eligió una nueva Mesa Nacional de la que salió reforzada la dirección creada dos años antes, con Otegi y Permach como máximos líderes y en la que se integraban, con menor peso, algunos de los antiguos líderes excarcelados.

Barrena, que para entonces ya había asumido un importante protagonismo al frente de la coalición, se mantuvo en su Ejecutiva. Poco duró, sin embargo, esta nueva Mesa Nacional ya que el 23 de junio de 2001, en una asamblea celebrada en Pamplona, nacía Batasuna, culminando el proceso de refundación de HB iniciado un año antes. El político navarro entró en la dirección formada por 32 miembros, como electo bajo criterio nacional. Desde esta fecha, Barrena, junto a Otegi y Permach, ha sido una de las figuras más relevantes de Batasuna, tanto durante su período legal, como a partir de su ilegalización por parte del Tribunal Supremo el 17 de marzo de 2003.

Pernando Barrena trató de repetir su cargo como parlamentario foral, encabezando la lista de AuB para las elecciones a la Cámara navarra en las elecciones del 25 de mayo de 2003, pero el Supremo anuló la lista al considerarla sucesora de Batasuna. La misma fortuna tuvo, cuatro años después, al frente de la lista ilegalizada de Nafarroako Abertzale Sozialistak, en los comicios del pasado 27 de mayo.

Su labor como dirigente de una formación ilegalizada le ha acarreado diversos problemas con la Justicia. La huelga convocada por la izquierda abertzale el 9 de marzo de 2006, tras la muerte de dos presos etarras, Igor Angulo y Roberto Sáinz, generó un centenar de actos violentos en el País Vasco y Navarra.

Como convocantes de la protesta, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska consideró responsables de 108 ataques a Juan María Olano, Juan José Petrikorena, Rafa Díez, Arnaldo Otegi y Barrena, quien logró la libertad bajo fianza de 200.000 euros.

Asimismo, la reunión mantenida el 19 de abril de 2006, pocas semanas después del alto el fuego de ETA , en el Palacio de Ajuria Enea con el lehendakari Juan José Ibarretxe y a la que asistieron también Otegi y Petrikorena, lo han convertido en uno de los ocho encausados por el llamado "caso Ibarretxe", por el que ya tuvo que comparecer ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco el 31 de enero de 2007 y que está a la espera de la apertura del juicio oral correspondiente.

Con el arresto de buena parte de la Mesa Nacional de Batasuna, el pasado 4 de octubre en la localidad guipuzcoana de Segura, y a la que hay que sumar las anteriores de Arnaldo Otegi y Joseba Alvarez, pasó a ser, junto a Marije Fullaondo, el portavoz habitual de la izquierda abertzale y con la detención de ésta, el 18 de diciembre posterior, el único destacado representante de la formación ilegalizada que quedaba en libertad.

·Publicidad·
·Publicidad·