Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Dirigentes del PSE se quejan de que ex concejales socialistas siguen sin escolta después del asesinato de Isaías Carrasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

ETA asesinó el pasado 7 de marzo en Mondragón al ex concejal socialista Isaías Carrasco. Desde entonces, la seguridad sobre las sedes el Partido Socialista de Euskadi y sobre sus cargos electos se ha incrementado. No ha sido así, en cambio, con algunos ex concejales.

Tras el asesinato de su compañero, algunos concejales del PSE remitieron una carta a Ferraz en la que amenazaban con dimitir si no se reforzaba su seguridad con más y mejores medios técnicos y personales. Este centenar de ediles afirmaban en su escrito que hay una “clara desigualdad y discriminación” en “la protección que reciben unos y otros compañeros”.

Isaías Carrasco, que había sido concejal en Mondragón, trabajaba en la cabina de un peaje y, a pesar de las amenazas de la banda terrorista contra ediles y ex concejales del PSE, no tenía escolta.

Según algunos dirigentes del PSE con los que ha podido contactar El Confidencial Digital, varios ex concejales socialistas continúan en la misma situación de Isaías y, a día de hoy, no tienen protección personal.

Las fuentes consultadas explican que estos ex cargos electos que no tienen escolta ya han solicitado en varias ocasiones al Gobierno vasco que valore las amenazas constantes que reciben para colocarles un servicio personal de seguridad. No obstante, afirman, el Ejecutivo de Juan José Ibarretxe hace “oídos sordos” a estas peticiones. 

Se trata de ex concejales del PSE que han trabajado en ayuntamientos de algunas localidades del País Vasco y que, tras las elecciones municipales de mayo de 2007, no renovaron su cargo. Algunos de ellos, incluso, durante su etapa en los consistorios fueron objeto de ataques por parte de los activistas de la ‘kale borroka’: quemaron sus buzones, atacaron sus persianas con cócteles incendiarios o les pincharon las ruedas del coche.

·Publicidad·
·Publicidad·