Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Dirigentes del PSOE critican que Zapatero se “expone demasiado” por querer resolver personalmente algunas crisis

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Se expone demasiado”. Es la queja, y la crítica, que se escucha a algunos dirigentes nacionales del PSOE en relación con las actuaciones de Rodríguez Zapatero.

“Se expone demasiado”. Es la queja, y la crítica, que se escucha a algunos dirigentes nacionales del PSOE en relación con las actuaciones de Rodríguez Zapatero. Estos dirigentes comentan que el presidente del Gobierno está asumiendo demasiados riesgos, innecesariamente, con su táctica de intentar resolver, él en persona, algunos de los asuntos más difíciles que cercan al Ejecutivo. En su opinión, Zapatero se equivoca con ese sistema, consistente en intervenir directamente. Lo hizo, por ejemplo, cuando el Estatut se encontraba en vía muerta en Cataluña, y tomó la decisión de llamar a Artur Mas, al que recibió en La Moncloa, en otra más de las entrevistas “secretas” que tanto le gustan. El impulso del jefe del Gobierno fue lo que desatascó la reforma catalana e hizo que llegara al Congreso. De igual modo, los citados dirigentes no entienden del todo que el presidente hubiera sido quien recibiera en La Moncloa a los organizadores de la manifestación contra la LOE, asumiendo personalmente la solución del conflicto. Estos políticos socialistas opinan que un presidente del Gobierno tiene que contar con el resto de los ministros, que son los que deben resolver cualquier papeleta, y no sustituirlos como está haciendo Zapatero, con lo que, además, desactiva su propio equipo ministerial, que ante la opinión pública aparece como inútil. Pero es que, además, al no establecer “cortafuegos” intermedios, cualquier fracaso o error en los asuntos que ha asumido repercutirá directamente sobre la figura y prestigio del jefe del Gobierno. La última imprudencia de Zapatero —según esas opiniones- ha sido intervenir directamente en el vidrioso problema de la opa lanzada por Gas Natural sobre Endesa. La entrevista que forzó con Durao Barroso, trayéndole a La Moncloa, y por tanto su implicación directa en el asunto, se considera otro fallo, éste de cierta entidad como se ha demostrado con las intensas críticas que se han lanzado en los medios de comunicación.

·Publicidad·
·Publicidad·