Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

ERC logra sacar adelante la nueva Oficina Antifraude que nace ‘coja’: no podrá fiscalizar la gestión de los ayuntamientos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Era una vieja reivindicación de los republicanos, desde que se produjo el derrumbe de El Carmel, el 27 de enero de 2005. Tras dos años de negociación verá la luz para investigar el uso incorrecto de los fondos públicos de la administración pública catalana. Eso sí: nace con una importante merma.

El Gobierno catalán aprobó la semana pasada el proyecto de creación de la denominada Oficina Antifraude, un organismo que tendrá como misión fiscalizar la actuación de la administración pública catalana. La iniciativa se incluyó en aquel Pacto del Tinell pero no llegó a aprobarse antes de que acabara la anterior legislatura.

Teóricamente tendrá como función investigar e inspeccionar el uso irregular de fondos públicos en las administraciones. Sin embargo, según ha sabido El Confidencial Digital, este órgano tendrá las manos atadas en cuanto a la gestión de los ayuntamientos, uno de los cometidos para los que inicialmente se había pensado.

Se trata de uno de los puntos que los socios del tripartito más han discutido. Los republicanos querían que dicha entidad “controlara” también a los entes locales pero se han encontrado con la feroz oposición de varios alcaldes socialistas.

“No hay que olvidar –aseguran las fuentes consultadas- que los consistorios con más presupuesto son los gobernados por el PSC. Entre ellos -aseguran dirigentes catalanes-, el alcalde de Hospitalet, el socialista Celestino Corbacho, que se encuentra al frente de uno de los ayuntamientos más ricos y ha sido muy activo de cara a impedir que se recogiera este aspecto.

La ley contempla que, cuando existan indicios de actuación fraudulenta, la Oficina sólo podrá encargar una investigación a los órganos de control municipales. Sin embargo, sí podrá extender su control a las fundaciones y consorcios.

Aún no se conoce quien dirigirá este organismo. “Hace unos años, Pascual Maragall intentó designar a alguien de la fiscalía de la Delegación de Cataluña, pero ahí se quedó todo”, explican desde Cataluña. Y no contará con integrantes de los Mossos adscritos entre sus miembros, como se especuló en un principio.