Viernes 09/12/2016. Actualizado 11:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

ETA repite su ‘modus operandi’ en el atentado de Bilbao: bomba-trampa preparada para matar ertzainas y desconcierto por la ausencia de contra vigilancia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

ETA ha vuelto atentar contra una sede socialista. Un artefacto compuesto por cinco kilos de explosivo y un temporizador estalló la pasada madrugada en la Casa del Pueblo del bilbaíno barrio de La Peña. Siete agentes de la Ertzaintza han resultado heridos.

Fuentes de la investigación a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital explican que el explosivo colocado en la sede del PSE era una bomba-trampa con el objetivo de causar víctimas entre la Ertzaintza.

Desde el fin del alto el fuego, se han producido quince atentados que han costado la vida a cinco personas. En algunas acciones terroristas, ETA ya ha intentado provocar la muerte de algún agente policial con la colocación de estas bombas – trampa que estallan cuando los Ertzainas han llegado al lugar del atentado.

Es el caso, por ejemplo, de la bomba colocada en el cuartel de la Ertzaintza en Zarauz el pasado 25 de septiembre o los artefactos colocados en los repetidores de Azpeitia y Arnotegi.

Por otra parte, las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por ECD muestran su extrañeza por la ausencia de servicios de contra vigilancia en las sedes de los socialista con el objetivo de evitar estas acciones terroristas.

Las mismas fuentes explican que ETA ya ha atentado en estos meses en dos ocasiones más contra casas del pueblo o sedes del PSE en el País Vasco (Derio y Balmaseda).

Además, hace unos años, tanto agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como profesionales de la seguridad privada han patrullado ‘zonas calientes’ como es el caso de la sede del PSE cuando estaba situada en la céntrica calle Prim de San Sebastián.