Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

ETA asesina al guardia civil Juan Manuel Piñuel Villalón y hiere a otros cuatro agentes en un atentado contra la casa cuartel de Legutiano (Álava)

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un guardia civil ha sido asesinado y otros cuatro han resultado heridos por la explosión de un coche bomba ocurrida poco antes de las tres de la madrugada contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava).

El coche bomba, al parecer una furgoneta cargada con 300 kilos de explosivo, estaba colocado a la puerta del cuartel, situado al borde de la carretera N-240, a la entrada del pueblo. Ha explosionado, sin previo aviso, a las tres menos dos minutos de la mañana, informaron fuentes de la Ertzaintza y de la lucha antiterrorista a EFE.

El guardia civil fallecido, Juan Manuel Piñel Villalón, era de Melilla, estaba casado y tenía un hijo. En el momento de la explosión se encontraba en el pequeño edificio del cuerpo de guardia, anexo al edificio principal, que ha quedado destruido. El juez de guardia ha ordenado ya el levantamiento del cadáver.

Además, la explosión ha producido en un primer momento un desaparecido, el sargento del cuartel, que ha sido rescatado con vida de entre los escombros dos horas después. Según las primeras informaciones, su estado es grave, le han estabilizado en el lugar y le han trasladado al hospital.

Además, ha habido otros tres heridos, también agentes, dos mujeres y un hombre, que han sido trasladados a los hospitales de Santiago y Txagorritxu, en Vitoria, con heridas en las piernas y en el abdomen. En principio no se teme por su vida.

La Ertzaintza ha desplazado al lugar numerosas patrullas, un equipo de rescate en montaña y otro de perros entrenados en la búsqueda de personas, cortando además los accesos por carretera al pueblo. Pasadas las seis de la mañana ha dado por finalizada la operación de rescate.

El coche en el que presuntamente huyeron los terroristas ha sido encontrado en Abadiño (Vizcaya), lo que hace suponer que huyeron a través del puerto de Urkiola, que comunica Vizcaya y Álava, con Legutiano por un lado y Abadiño por el otro.

Está siendo examinado por la policía para descartar que contenga algún tipo de explosivo trampa.

El alcalde de Legutiano, Pedro Berriozabal (Eusko Alkartasuna), tiene previsto convocar hoy mismo un pleno extraordinario del Ayuntamiento para condenar el atentado perpetrado esta madrugada contra la casa cuartel de la Guardia Civil de la localidad.

Legutiano (Villarreal en castellano) es una localidad de 1.600 habitantes situada al norte de Vitoria, a quince kilómetros de la capital.

El ministro del Interior ha tomado un avión a las 8 horas desde la base aérea de Torrejón que le ha llevado al lugar del atentado. Rubalcaba se mantiene en contacto permanente por teléfono con el presidente del Gobierno.

ETA cambia su método de extorsión

ETA ha modificado sus métodos de extorsión a los empresarios. Las órdenes provienen directamente del jefe del aparato militar, Francisco Javier López Peña, alias ‘Thierry’. Ahora la banda se centra en enviar remesas a los pequeños y medianos emprendedores. Según ha podido saber El Confidencial Digital, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) tienen constancia de que ‘Thierry’ es el encargado de organizar y supervisar toda la trama de extorsión a empresarios vascos, navarros y franceses.

La versión que circula en estos ámbitos de la lucha antiterrorista es que ‘Thierry’ es la persona que decide a quien se le debe exigir el llamado ‘impuesto revolucionario’ y a quien no.

Los servicios de Información del Ministerio del Interior conocen, además, que el objetivo ‘número uno’ de las fuerzas policiales dio hace unos años la orden directa de dejar de extorsionar y amenazar a los grandes empresarios.

De hecho, el último atentado contra el negocio de un empresario vasco ‘de renombre’ se produjo el 10 de septiembre de 2000. El asesino de Miguel Ángel Blanco, Francisco Javier García Gaztelu, ‘Txapote’, fue el inductor de la colocación de un coche bomba cargado con 25 kilos de explosivo en la discoteca ‘Txitxarro’, de Deba. El local era propiedad del hermano del empresario asesinado por ETA, José María Korta.

Desde entonces, la banda ha centrado su campaña de extorsión en las pequeñas y medianas empresas (PYMES). Los servicios de Inteligencia tienen en su poder documentos acerca de la decisión que adoptó ‘Thierry’ para diseñar esta nueva estrategia: “prefiero muchos pocos [empresarios], que pocos muchos”, han sido las palabras textuales registradas en documentos policiales del ‘número uno’ de la banda.

En total, añaden fuentes de la lucha antiterrorista, ETA recauda entre dos y tres millones de euros anualmente a través de su aparato de extorsión. Una buena parte de este dinero va a parar a subvencionar los viajes de los familiares de los presos de la banda para que acudan a visitar a sus allegados a las prisiones.