Miércoles 07/12/2016. Actualizado 10:10h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

¿Quién manda ahora en ETA? El nuevo número uno es ‘Pastor’, identificados cuatro jefes de comandos y relevo en el aparato de captación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Agentes de la lucha antiterrorista al más alto nivel manejan en estos momentos un nuevo organigrama de ETA tras las importantes detenciones del pasado martes. El Confidencial Digital ha tenido acceso a la posible nueva estructura de la banda con la que trabaja el Ministerio del Interior.

La estructura piramidal diseñada por ETA permite el ascenso inmediato de otros dirigentes cuando se produce un golpe policial que logra descabezar la cúpula de la organización. La detención de Francisco Javier López Peña, ‘Thierry’, Ainhoa Ozaeta Mendiondo, Igor Suberbiola y Jon Salaberria ha provocado el ascenso de militantes del sector ‘más duro’ de la banda –lea más detalles aquí-.

El nuevo ‘número uno’ de ETA es ahora Juan Cruz Maiztegui Bengoa, de 63 años, conocido con los sobrenombres de, ‘Aloña’ o ‘Pastor’. Interior le sitúa en la banda desde aproximadamente los años 70, por tanto, es uno de los más veteranos y con más galones dentro de la organización terrorista.

Como su predecesor, ‘Pastor’ es considerado un experto en zulos. Apenas tiene experiencia militar, pero, en cambio, cuenta con grandes conocimientos en lo relativo a estructura, organización y distribución, lo necesario, según los expertos, para dirigir ETA. La policía española y francesa lleva buscándole varios meses. Regresó a España en 1998, procedente de México.

Las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas explican que, junto a ‘Pastor’, la nueva ‘santísima trinidad’ de ETA –nombre con el que se conoce al aparato de dirección o político de la banda-, estaría integrada por ‘Josu Ternera’, que ha recuperado sus funciones por tercera vez, y por un nuevo joven ‘gudari’ que ha ganado mucho peso en ETA en los últimos meses: Aitzol Iriondo, ‘Gurbitz’.

El aparato militar

Al mismo nivel que el político, se sitúa el ‘aparato militar’, que no dispone en estos momentos de un jefe claro: Mikel de Garikoitz Aspiazu, ‘Txeroki’, según cree Interior, tendría menos peso en este nuevo organigrama. Cinco personas dirigen a día de hoy otros tantos comandos o ‘taldes’ operativos y preparados para cometer ‘ekintzas’ (atentados) inmediatamente. Entre los cinco nuevos jefes de los comandos se encuentran el propio 'Gurbitz’, que compaginaría sus funciones militares y políticas; 'Txeroki' (conocido también con el alias de 'Arrano'); Eneko Zarrabeitia Salterain y una mujer: Alaiz Areitio Azpiri.

Todos los máximos dirigentes de los comandos son activistas reclutados por la ‘sarea’ (red) de captación de la ‘kale-borroka’.

Presos, finanzas, logística y explosivos

Junto al aparato político y militar, se sitúa el ‘alboka’ (el colectivo de presos de la banda), que asesora a ETA en diversos temas y al que se le consultan decisiones relevantes. Está dirigido por ‘Txikierdi’, ‘Mikel Antza’, ‘Amboto’, ‘Baltza’ y ‘Txapote’.

Otro aparato con gran peso dentro de ETA es el de finanzas o ‘diba’. Dirigido por José Luis Escolaiza, ‘Dienteputo’. Es el encargado de recoger el llamado ‘impuesto revolucionario’ y de recaudar dinero ‘para la causa’ a través de diferentes medios.

Por debajo de estos órganos de dirección se encuentran una sucesión de ‘comandos estanco’ o subaparatos. De todos ellos, el más importante es el ‘lohi’ o aparato logístico. Está dirigido por Eneko Gogeascoechea Arronategui, que fue uno de los discípulos de López Peña, también apodado el ‘zulos’.

Acudía a sus cursos con gran aplicación pero apenas posee experiencia militar. De ‘Thierry’ ha aprendido que los explosivos han de esconderse principalmente en zonas boscosas y que nunca hay que ocultar una gran cantidad de material en el mismo lugar.

De los explosivos y armamento se encarga personalmente Tomás Elorriaga Kunze.

Formación e información

El organigrama etarra se completa con los aparatos de formación e información (‘endalahar’). Éste último se subdivide en dos: captación o ‘mattin’, dirigido por Unai Zubizarreta, que sustituye a Lorena Somoza. La detenida y recientemente condenada por Francia a doce años de prisión se encuentra en una cárcel gala. A pesar de ello, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado creen que ella ha ejercido el mando gracias a sus conexiones con el exterior. Ahora habría sido defenestrada.

La segunda rama del aparato de información es la red de información de posibles objetivos. La famosa ‘sarea’ ha tenido que integrarse en este departamento (antes era independiente) debido a la falta de militantes en la banda.

Según las fuentes de la lucha antiterrorista a las que ha tenido acceso ECD, la banda terrorista siempre coloca a un número impar en su cúpula. Las decisiones son consensuadas y sometidas a votación. Esta es una vertiente que se viene aplicando desde la separación de los ‘poli-milis’, en la década de los años 70.